Los socialistas de Granada celebrarán un congreso extraordinario para resolver su crisis

Representantes de las ejecutivas federal y andaluza del Partido Socialista Obrero Español y de la comisión gestora que dirige esta organización en la provincia de Granada desde el estallido de la crisis interna socialista, decidieron ayer en Madrid iniciar los preparativos de un congreso extraordinario de los socialistas de dicha provincia y abrir un amplio debate en todas las agrupaciones que permanecen rieles a la disciplina del partido.

Según explicó al término de la reunión, de tres horas de duración, el presidente de la comisión gestora del PSOE granadino, Francisco Vals, los dirigentes del PSOE han decidido comenzar una amplia operación de relanzamiento del partido, tras la pérdida de la presidencia de la Diputación granadina y la disidencia de numerosos alcaldes y concejales, operación de debate e información que culminaría en un congreso provincial extraordinario, aún sin fecha decidida.Francisco Vals señaló que no espera que se produzcan nuevas expulsiones ni sanciones en el PSOE de Granada, "salvo que haya circunstancias que las hicieran irremediables". Preguntado si había tratado con las direcciones federal y regional del PSOE la situación de los rebeldes, respondió tajantemente: "en esta reunión solo hemos tocado temas referentes al Partido Socialista", rechazando cualquier posibilidad de retorno de los expulsados a las filas socialistas.

Los dirigentes reunidos ayer en Madrid acordaron, asimismo amplíar de cinco a 11 miembros la propia comisión gestora provincial, incluyendo entre sus nuevos integrantes a los alcaldes de Granada y Motril, Antonio Jara y Enrique Cobo, respectivamente. Ambos son diputados en el Parlamento andaluz.

Manifiesto por la solidaridad

Paralelamente, el rechazo de las medidas de represión política acordadas hasta ahora, el apoyo a los compañeros y agrupaciones represialados y la petición del inicio de un proceso de reconciliación interna en Granada, que parta del nombramiento de una nueva gestora provincial, constituyen los tres puntos principales del Manifiesto por la solidaridad y el diálogo elaborado por el sector del PSOE granadino que apoya a los diputados provinciales rebeldes recientemente expulsados del partido. Informa desde Granada nuestro corresponsal Eduardo Castro.El documento, en cuya redacción han participado destacados miembros de la anterior ejecutiva provincial, fue sometido el domingo a la aprobación y firma de más de un centenar de cargos electos socialistas que se reunieron en la localidad de llora. Entre los reunidos figuraba el presidente de la Diputación de Granada, Juan Hurtado, quien declaró que "todavía estoy esperando que se explique públicamente por qué no se aceptó en Madrid mi candidatura oficial al cargo para el que fui mayoritariamente nominado por las bases del partido en nuestra provincia".

En el manifiesto aprobado se pide la dimisión de la actual gestora granadina y el nombramiento de una nueva "donde se integren personas que, siendo ampliamente aceptadas por su ecuanimidad, estén capacitadas para iniciar un proceso de dístensión en el partido que permita afrontar el próximo congreso provincial como el de la pacificación interna". Asimismo, se solicita el reingreso de todos los militantes y agrupaciones depurados y la aceptación de los resultados de las elecciones a diputados provinciales ante las respectivas juntas electorales de zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El antiguo secretario general del PSOE granadino y actual alcalde de Almuñecar, Juan Carlos Benavides, ha indicado el nombre del diputado a Cortes Pedro Cerezo como "la figura idónea para intentar aunar las posturas actualmente encontradas dentro del socialismo granadino".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS