Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Más velocípedo que bicicleta

He venido observando que aquellas personas que escriben cartas a su periódico y no le son publicadas utilizan la protesta como medio para conseguirlo. Parece, ciertamente, que da resultado, al menos en numerosas ocasiones. En mi caso, ya son varias las cartas que he enviado, y su destino ha sido siempre el mismo, es decir, la papelera. Sin embargo, no creo sea adecuada la protesta; ya comprendo que ustedes reciben un verdadero aluvión y que deben seleccionarlas atendiendo a su interés o actualidad. Deseaba dar mi modesta opinión sobre algunos aspectos de estas elecciones pasadas, pensando más en que tenga usted una idea de lo que cree uno de sus lectores que en su hipotética publicación.En primer lugar, mi asombro por la actitud de un hombre, al que debe suponérsele cierta inteligencia, por su continuación en el error. Cualquiera que oiga al señor Fraga debe creer que ha triunfado o poco menos. Y, sin embargo, ésta es su más seria derrota, pues prueba, indudablemente, la famosa teoría del techo. Si algo han puesto de relieve en las elecciones es que la mayoría del pueblo español vota sistemáticamente a la izquierda, y que a pesar de la clientela ex ucedea, de los votos de la extinta FN y de los residuales de la extrema derecha, el señor Fraga es incapaz de alcanzar el nivel del partido auténticamente mayoritario.

Hablar de bipartidismo hasta el punto de utilizar la afortunada imagen de las ruedas de la bicicleta es totalmente risible y falso. Sería mucho más apropiado compararlo con aquellos primitivos velocípedos, que ya recordará usted cómo tenían las ruedas. /

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1983