Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muerte sospechosa en la cárcel de tres negros surafricanos en lo que va de mes

Johanesburgo

Tres negros han muerto en condiciones sospechosas desde principios de mes en las cárceles surafricanas. Se trata de un padre de siete hijos, un adolescente y un niño de 13 años, detenícios por robo. Se ha abierto una investigación sobre los tres casos, ordenándose las autopsias de los cadáveres.En el cuerpo del primero de ellos, Timothy Manana, de 37 años, se percibieron quemaduras en las muñecas y en los tobillos, que pueden haber sido causadas por electrodos. Manana murió en su celda al día siguiente de ser interrogado.

La autopsia del segundo, Zephaniah Sibanyoni, de 16 años, demostró que la muerte del adolescente había sido natural, mientras comía en la cocina de la comisaría, pero la investigación sigue abierta.

Daniel Benjamin, un escolar de 13 años, murió de repente 24 horas después de salir de la comisaría donde había sido retenido durante cinco días con otras cinco personas sospechosas, como él, de haber robado pichones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1983