El Banco Internacional de Pagos aumentará el control de las actividades bancarias

El Banco Internacional de Pagos ha reforzado el control de la banca internacional para evitar casos como el hundimiento del Banco Ambrosiano en 1982, según se informó ayer oficialmente.Los gobernadores de los bancos centrales de los países que integran el Banco Internacional de Pagos aprobaron una nueva versión del Concordato de Basilea de 1975, instrumento de vigilancia de las actividades bancarias internacionales.

El nuevo texto establece especialmente una mayor vigilancia de las actividades de las sociedades financieras controladas por un banco extranjero y que, aunque no constituyan bancos propiamente dichos, formen parte de un grupo bancario.

El Concordato de Basilea no constituye un tratado con carácter obligatorio para todos los Estados, pero compromete a las naciones que están integradas en el Banco Internacional de Pagos (los diez países miembros de la CEE, Estados Unidos, Canadá Japón, Suiza y Suecia).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS