Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entierro de 100 víctimas del terremoto de Popayán.

La tradicional procesión de Viernes Santo en las calles de la ciudad colombiana de Popayán quedó sustituida por la conmovedora ceremonia del entierro de un centenar de víctimas del terremoto del pasado jueves, que ha producido entre 300 y 400 muertos. Unas 10.000 personas recorrieron las calles de la ciudad, todavía llenas de escombros, tras los féretros de las víctimas, antes de asistir a la ceremonia, celebrada en medio de escenas estremecedoras en el cementerio semidestruido de Popayán, en el cual centenares de tumbas todavía no habían sido cubiertas, tras quedar las losas fracturadas por efecto del seísmo, dejando los ataúdes al aire libre. El presidente de la República de Colombia, Belisario Betancur, acompañado de varios ministros, asistió al entierro y reafirmó el firme propósito de su Gobierno de reconstruir totalmente Popayán. En la fotografía, Betancur reconforta a uno de los familiares de víctimas del terremoto. Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 1983