Cartas al director
i

Al alcalde Tierno

La benéfica disposición de los ediles de los Madriles hacia las artes del sano regocijo y culto esparcimiento cuyo fomento en tablados y corrales, ya municipales, ya particulares, ufanos pregona, se ve entorpecida por la espantosísima demora que a las necesarias licencias someten vuestros acedos escribanos.Los que con nuestra industriosidad pretendemos una sala de pública reunión en la que se exhibieran e hicieran sus demostraciones cómicos, músicos, magos y charlatanes, para distracción y solaz de nuestros conciudadanos, vemos a nuestros cumplidos expedientes enmohecerse con el transcurso de los días en las zahurdas administrativas. Cinco meses ha que allí yacen y vanos fueron nuestros denocíados intentos por rescatarlos.

Han de decir las autoridades "Sí", si es que sí. "No", si es que no, pero han de decirlo aprisa, con diligencia, pues en trances tan prolongados disminuyen los afanes, vacíanse las bolsas y púdrense los impulsos, al Diablo vánse. Muevan las sus manos con celeridad, pues que en ellas estamos, y autoricen, no otra cosa conviene tras tan dilatado plazo, nuestra saludable empresa, para asombro y esplendor de esta Corte. /

por La Mandrágora. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de marzo de 1983.

Lo más visto en...

Top 50