Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección de Herri Batasuna estudiará el próximo fin de semana la nueva propuesta de negociación de Garaikoetxea

Después del rechazo que el PSOE de Euskadi manifestó a las propuestas del presidente del Gobierno autónomo, vasco, Carlos Garaikoetxea, para reanudar el diálogo para la paz, los nacionalistas insisten en la necesidad de configurar la polémica mesa. Por su parte, Herri Batasuna preriere no pronunciarse oficialmente hasta el próximo fin de semana, en que su órgano de dirección celebrará una reunión para abordar explícitamente el plan del lendakari, pero continúa interesada en dialogar, a juzgar por las declaraciones efectuadas a este periódico por uno de sus dirigentes, Txomín Ziluaga.

Este último calificó de "positiva" la actitud del presidente del Gobierno autónomo y del PNV en torno a la posibilidad de conversar sobre la pacificación. Especialmente crítico se mostró frente al PSE-PSOE: "Los socialistas, con la política represiva que están defendiendo, demuestran que son ellos los que no tienen voluntad de negociar".Los dirigentes de HB prefieren no realizar, por ahora, una valoración del plan de Carlos Garaikoetxea, que entre otras cosas incluye un emplazamiento a la coalición nacionalista radical para que medie ante ETA por un posible cese de la violencia previo a las conversaciones, hasta el próximo fin de semana. Sin embargo Txomin Zuluaga, sin referirse concretamente a la última propuesta del lendakari señaló que "la actitud", del PNV como la de Carlos Garaikoetxea, es "positiva porque favorece el diálogo",

En este sentido, el representante de HB se refirió a las declaraciones del líder del PNV, Xabier Arzallus, en las que decía que había que establecer una diferencia entre HB y las acciones violentas de ETA. "Sus frases", dijo el dirigente de HB, "son positivas porque favorecen al diálogo; está claro que el lendakari no ha llamado a ETA para que se siente en torno a la mesa".

Criticó al PSOE, en su opinión su actitud "cerrada" ante el inicio de un diálogo para la paz obedece a "una estupidez o una ceguera política". Para HB, que ayer pidió la dimisión del ministro del Interior, José Barrionuevo, tras el anuncio del incremento de presencia policial en la comunidad autónoma, el PSOE está "defraudando a sus votantes".

Las medidas propuestas últimamente por los socialistas referentes a la erradicación del terrorismo, ceñidas fundamentalmente al aspecto policial, han provocado gran indignación en HB. Su representante declaró ayer que el partido del Gobierno está adoptando "una postura más represiva que el Gobierno anterior".

Por otra parte, el Partido Revolucionario Abertzale de los Trabajadores (LAIA), pequeña formación política escindida de Herri Batasuna, difundió en San Sebastián un comunicado en que, haciendo referencia al atentado del sábado en Bilbao, dice que "el comité ejecutivo de ETAm, y su posterior autocrítica demuestra su absoluta irresponsabilidad, incapacidad e irreflexión, y en el terreno político, miedo e impotencia".

Fraga, por la ilegalización de HB

En Madrid, el líder del principal grupo parlamentario de la oposición, Manuel Fraga, ha manifestado su extrañeza por el hecho de que los fiscales no estén actuando ya "en la ilegalización, de algunos partidos, entre ellos Herri Batasuna", al tiempo que señaló que no hay nada que hacer con una mesa por la paz en la que figuren "representantes de los terroristas".El secretario general de AP, Jorge Verstrynge, se muestra partidario de que se celebre la citada mesa de conversaciones, aunque sustituyendo a la coalición abertzale HB por Euskadiko Ezkerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983