El municipio de Zaragoza reitera su petición de que se desmantele la base norteamericana

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ratificó ayer todos los acuerdos que se han producido a lo largo de su mandato en relación con la existencia en su término municipal de una base militar de utilización conjunta para los ejércitos español y estadounidense.

Entre ellos, se encuentran dos de particular significación: el que solicita el desmantelamiento del sector americano de la base y la prohibición de utilizar el polígono de tiro de Las Bardenas (176-81), y el que reitera esta petición a propósito del entonces proyecto de ingreso de España en la OTAN, al que el Ayuntamiento también mostró su oposición el 9 de octubre de 1981.A favor de esta ratificación votaron todos los grupos municipales, incluido el de UCD, que en ambas ocasiones anteriores se había abstenido, mientras el Partido Aragonés Regionalista (PAR) decliné su derecho a votar y no lo hizo en ningún sentido. La razón de esta actitud se halla en el procedimiento seguido para el debate por el alcalde, Ramón Sáinz de Varanda, que también provocó el disgusto del grupo municipal comunista.

Sáinz de Varanda inició la sesión ordinaria con un informe en el que trazó la trayectoria relacionada con la existencia de la base en Zaragoza, desde su establecimiento hace más de un cuarto de siglo por la alianza firmada por el general Franco, refiriéndose también a las circunstanciás y consecuencias de la misma para la población. El alcalde afirmó que mantenía, y en nada había cambiado, su conocida postura de rechazo a la permanencia del sector americano de la base. Calificó después de mentirosos a quienes difundieron la noticia de su posible negociación con el ministro de Defensa para trasladar a Zaragoza los efectivos existentes en Torrejón de Ardoz, y expresó su confianza en el Gobierno socialista.

El acuerdo adoptado ayer por el Ayuntamiento de Zaragoza, en forma de nueva petición de desmantelamiento de la base y negativa a que el suelo aragonés sirva de escenario, de operaciones de la OTAN, será trasladado a la Presidencia del Gobierno y a los Ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS