Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos nuevos grupos se unen a la 'operación liberal' de Fraga

La operación liberal ideada por Manuel Fraga dio ayer un paso adelante con la inscripción en el Registro de Asociaciones Políticas de la Unión Liberal Conservadora de Pedro Schwartz, que estará coaligada con Alianza Popular. Igualmente, el pequeño Partido Liberal, liderado por Alejandro Arráez y Luis Guzmán, decidió ayer ingresar en la Federación de Partidos de AP. Con ello, son tres los grupos liberales de escasa entidad numérica en cuanto a militantes los que, actualmente, prestan el cariz liberal-conservador a la coalición de Fraga, contando con la formación balear que preside Abel Matutes.La información sobre estas incorporaciones fue facilitada anoche por el propio Fraga en el curso de la queimada que el líder de Alianza Popular celebra mensualmente con la Prensa. Refiriéndose a otros ternas, Fraga dejó entender que existe la posibilidad de que el Grupo Parlamentario Popular pida la dimisión del director general de RTVE, José María Calviño, tras una convocatoria de la comisión parlamentaria de control del ente.

En una dura crítica a la política informativa del Gobierno, Fraga dijo que se han "restablecido las consignas" en los Medios de Comunicación Social del Estado y las circulares internas con directrices en el seno de la Administración, y opinó que, en todo caso, lo ocurrido con la reciente suspensión del programa La clave "no es en absoluto un buen síntoma y lo peor de todo es que se haya mentido a la opinión publica".

"No vemos ningún síntoma de que el PSOE vaya a cumplir su programa electoral", dijo Fraga, continuando con su crítica a los cincuenta días de Gobierno socialista. Opinó que cada vez se está más cerca de un programa de esta bilización y que "se han pisado uno por uno todos los callos que se podían pisar".

El líder de AP se mostró eufórico respecto a las posibilidades de su partido ante las elecciones municipales y reveló que una encuesta privada encargada por él señala que actualmente la oposición se sitúa en Madrid dos puntos por encima de los socialistas. Fraga se negó en todo momento a revelar los nombres de los posibles candidatos aliancistas a la alcaldía madrileña. También se mostró iñesperadamente crítico hacia Miquel Roca y su operación centro: "De Roca conozco su capacidad para arrastrar votos de Convergéncia i Unió en Cataluña, pero no conozco su capacidad para pedir el voto en Getafe, en Betanzos o en Jerez". Ello podría significar una ruptura en las conversaciones para llegar a un pacto poselectoral en Cataluña, aunque Fraga no se mostró explícitamente contrario a tal acuerdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de enero de 1983

Más información

  • Duras críticas a la política informativa del Gobierno