Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escuredo obtiene la promesa de que a fin de año se habrán completado las transferencias a la Junta de Andalucía

Felipe González continuó ayer su serie de entrevistas con presidentes autonómicos. A primera hora de la tarde recibió a Fernández Albor, presidente de la Xunta, que reclamó para Galicia la consideración de comunidad histórica al mismo nivel que el País Vasco o Cataluña, y a continuación a Rafael Escuredo, presidente de la Junta de Andalucía, al que prometió que a fin de año quedarían completadas las transferencias a su comunidad.

Para fines de 1983, la comunidad autónoma de Andalucía podría tener asumidas la totalidad de las competencias que le confiere su estatuto al mismo nivel que Euskadi y Cataluña, según declaró ayer Rafael Escuredo, presidente de la Junta de Andalucía, al término de la entrevista que, por espacio de dos horas y media, mantuvo en el Palacio de La Moncloa con el presidente del Gobierno, Felipe González. Un diálogo que el propio Escuredo calificó de "extraordinariamente positivo".El relanzamiento del proceso de traspaso de competencias a Andalucía -que hoy ha asumido únicamente en torno al 10% de las contempladas en su estatuto- era tema de especial preocupación para el presidente de la Junta de Andalucía en su entrevista con Felipe González. Estaba aún en el aire el conflicto suscitado con el Estado desde la junta de Andalucía el 28 de diciembre por la lentitud con que la comunidad autónoma andaluza estaba recibiendo sus transferencias. La imposibilidad por parte de la administración socialista de cumplir el pacto que hiciera el anterior Gobierno con la Junta para traspasar un importante paquete de trasferencias a fecha de 1 de enero provocó una airada protesta de la Junta de Andalucía que entendía que se observaba con ella una política discriminatoria con respecto a Euskadi y Cataluña, comunidades que, como ella, tienen estatutos negociados por el artítulo 151 de la Constitución.

Felipe González, según indicó Rafael Escuredo al término de la entrevista, expresó su firme voluntad de que para fin de este año se agotarán los techos de competencias previstos en el estatuto de Andalucía, situándose esta comunidad al mismo nivel competencial que Euskadi y Cataluña.

Rafael Escuredo planteó también al presidente del Gobierno la necesidad de que en el marco de lo que el estatuto andaluz contempla se concrete la cuantía para la financiación del Gobierno y Parlamento autónomos. En este sentido, se concertó para la próxima semana una entrevista entre el consejero de Economía y Hacienda de la Junta y Miguel Boyer.

La participación de Andalucía en el Fondo de Compensación Interterritorial fue tema de amplio análisis en la entrevista. "Le he pedido al presidente", afirmó Escuredo, "que Andalucía no se vea, como en 1982, discriminada, porque el año pasado hubo trampas en el reparto del Fondo". El presidente de la Junta afirmó que Felipe González se comprometió a que en 1983 Andalucía reciba "objetivamente lo que le corresponde por ley". Indicó también que por iniciativa de Felipe González la Junta de Andalucía participará en la política económica del Gobierno en un marco de concertación.

Con respecto a los recelos mostrados por la Junta de Andalucía con relación a la política de transferencias del Gobierno, Escuredo afirmó: "Uno se pone en seguida de acuerdo con Felipe González, pero sucede que en otros niveles de la Administración quizás no tienen la misma voluntad de solucionar los problemas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983