Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presidencia insta a los subsecretarios a reducir el gasto en la Administración

El Ministerio de la Presidencia cursó en diciembre un documento a los subsecretarios ministeriales en el que se dan instrucciones disciplinarias para el funcionamiento de la Administración y otras recomendaciones sobre personal; se insta al establecimiento de restricciones en el uso de vehículos oficiales, a la reducción del gasto público y a la remoción restringida de cargos funcionariales, no políticos. Medios administrativos consultados afirman que el cumplimiento de estas instrucciones es muy irregular hasta el momento.

Sobre reducción de gastos públicos, recuerda la circular que "en materia de utilización de coches oficiales se han venido produciendo ciertos abusos y disfuncionalidades", y señala los siguientes criterios para su utilización, de aplicación para todos los órganos de la Administración central, incluidos organismos autónomos y empresas públicas.Sólo dispondrán de coches oficiales del Parque Móvil de Ministerios (PMM), en adscripción permanente, ministros, secretarios de Estado y subsecretarios o asimilados. Los directores generales y asimilados podrán utilizar los coches del PMM cuando lo exijan las necesidades del servicio, para lo que quedará adscrito a los departamentos un cierto número de coches de incidencias.

Las autoridades o jefes de rangos inferiores y demás funcionarios podrán utilizar sólo excepcionalmente, cuando medien circunstancias de urgencia o necesidad especial, los coches de incidencias. Quedan suprimidos los coches oficiales adscritos a los cónyuges u otros familiares y allegados a los altos cargos. En ningún caso se podrán utilizar para usos no oficiales los coches del PMM, para cuya racionalización de uso se creará una comisión. De todo lo anterior se exceptuará a aquellos altos cargos y autoridades que por razones de seguridad requieran coche oficial. No parece que estas normas se estén cumpliendo un mes después de haber sido dadas y así es el caso del jefe provincial de Transportes de Madrid sigue circulando en vehículo oficial.

También se insta a los subsecretarios a que se evite én las dependencias a su cargo la construcción de instalaciones cuyos costes resulten exagerados o de escasa funcionalidad, y a que se revise, reduzca o suprima, según los casos, las partidas dedicadas a atenciones sociales y representativas de los altos cargos, partidas que, en cualquier caso, habrán de estar plenamente justificadas.

Asimismo se revisará el uso de las instalaciones para recreo de que disponen algunos departamento, a fin de que el mismo se ajuste a dichos objetivos de austeridad, que cumplan una función social lo más amplia posible y que, en todo caso, el coste de las mismas sea pagado en su integridad por quien las utiliza.

Profesionalizar la función pública

Entre las medidas para profesionalizar la función pública, se recuerda que para los puestos de la estructura burocrática -"son tales los inferiores a director general"- no podrá nombrarse a personas que no reúnan la condición de funcionarios y conforme a los requisitos de titulación y pertenencia a cuerpos legalmente establecidos. En cuanto a la remoción de los actuales titulares de los órganos administrativos inferiores, "ésta no deberá llevarse a cabo sino por razones perfectamente justificadas ajuicio de cada departamento", lo cual no implica el que no puedan producirse los reajustes de personas que se estimen convenientes".Se aconseja una correcta redistribución entre las unidades de material, personal y volumen de trabajo, medidas cuya dificil aplicación se reconoce, pues "todo jefe de unidad tiene la tendencia -porque ello incrementa su importancia- a estar superdotado de personal", por lo que se sugiere la vigilacia del cumplimiento de dichas medidas.

Aunque la circular advierte que "no es frecuente que se produzca la no asistencia a la oficina", se insta a que se vigile dicho aspecto y que se proceda "disciplinariamente y sin contertiplaciones en los casos que se produzcan faltas de este tipo" y se invita a vigilar el cumplimiento de la normativa en materia de incompatibilidades.

Se solicita que los nombramientos de funcionarios para empleos eventuales se circunscriban a puestos políticos y no administrativos y que se revisen y se evite la implantación de cualquier gratificación.

Por otro lado, se recuerda el derecho constitucional de sindicación de los funcionarios y se advierte contra cualquier práctica antisindical, al tiempo que se solicita su potenciación.

Finalmente, de cara a mejorar el servicio al ciudadano, se solicita la potenciación de las unidades en relación directa con el mismo y la simplificación de trámites, de manera más acuciante en materia de reconocimiento de prestaciones de desempleo y seguridad social, reconocimiento de los derechos pasivos de los funcionarios del Estado y concesión de becas. Se alienta, asimismo, a acometer urgentemente todas aquellas medida. que racionalicen y mejoren los servicios, así como a la sustitución de las ventanillas por otros métodos de relación más directa con el ciudadano, salvo que medien problemas de seguridad.

Otro de los apartados se refiere a la revalorización de la figura de los subsecretarios, a quienes encomienda la vigilancia del efectivo cumplimiento de las directrices ministeriales para su correcta homogeneización en temas como personal, procedimiento, inspección, organización, etcétera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983

Más información

  • Sugiere prudencia en la remoción del funcionariado