Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal puede pedir ayuda al Banco de Pagos Internacional

Portugal puede verse obligado a solicitar ayuda al Banco de Pagos Internacionales (BPI) para poder superar sus actuales dificultades de liquidez a corto plazo, según han apuntado fuentes del banco central de este país, informa Comtelsa desde Lisboa.Hasta ahora, Portugal no ha recurrido al BPI, pero si decide hacerlo, no tardará más de 24 horas, según las citadas fuentes bancarias. De momento, Portugal no puede recurrir a los préstamos a corto plazo en el euromercaddo, lo que agrava los problemas financieros hasta el punto de que podría resultar imprescindible la ayuda del BPI.

Cuando el Gobierno portugués dimitió el pasado mes de diciembre quedó automáticamente retirado el proyecto de Presupuestos del Estado para 1983, dejando al país sin la necesaria autorización parlamentaria para gestionar el créddito exterior de 650 millones de dólares que se habían proyectaddo para el presente ejercicio.

Las citadas fuentes señalan que las autoriddades monetarias están tratando de resolver este problema y, hasta ahora, han conseguido obtener algunos créditos a través de empresas públicas y de la banca nacionalizada.

De todos modos -añaden las fuentes- la situación puede empeorar sensiblemente en los próximos meses. El secretario de Estado, Alipio Dias, elegido ministro de Finanzas por la coalición en el poder, ha señalado que si Alianza Democrática consigue formar Gobierno, confía en que podrá tener un nuevo presupuesto para el mes de marzo.

Como es sabido, Portugal se ha dirigido ya al Fondo Monetario Internacional (FMI) en demanda de crédito; pero tal como se presenta la situación, es posible que tenga que repurrir al Banco de Pagos Internacionales antes de que el FMI, decida concedder el crédito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983