Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El aguante de los jubilados

Dese por aludido, señor ministro, / dese por aludido, que está muriendo / de pena, rabia y hambre el que es mi suegro. / Desde agosto él espera que ustedes paguen / aquello que con creces él pagó antes. Cuando pregunta: "¿Cuándo?", el funcionario atento, con sueldo al día, / mirando su libreta, contesta al aire: / "Aún es pronto, amigo. ¡Aguante, aguante!". / "Pero oiga, señorita, ¿cuánto quiere que aguante?". / "Pues no sé, verá usted, déjeme que compruebe... / Mire, estamos tramitando de junio en adelante. / Es posible que en enero se reciba su parte" / "Dígame, por favor, y luego, ¿cuándo cobro?". / "Aquí somos más rápidos, como usted ya sabe, / pues en el mes siguiente le firmamos su parte, / le enviamos su carta y ya ve usted qué fácil. / No desespere, amigo, ¡aguante, aguante, aguante!".¿Que dónde pasa esto? ¿Es que usted no lo sabe? / Serrano, 102,

cuarta planta, derecha, / ventanilla primera, salida de ascensor. / Vaya a darse una vuelta, mire usted la libreta, / pregunte al funcionario de lajubilación. / El le contará el caso de un familiar suyo / que estuvo nueve meses sin cobrar "un duro".

Señor ministro, cambie, cambie el ordenador, / mueva usted el mecanismo de la jubilación.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Por último, le comunico -fuera de rima- que al bajar en el ascensor con los jubilados que esperan turno, las palabras que allí se vierten no son precisamente cánticos celestiales, y si estas palabras matasen, le juro, señor ministro, que allí no quedaba "ni dios". /

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS