Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Federación de la RFA critica a su seleccion

Hermann Neuberger, presidente del Comité Organizador de la FIFA del Mundial-82 y de la Federación de Fútbol de la República Federal de Alemania, presentó un informe sobre la selección de su país en el campeonato celebrado hace unos meses en España, en el que critica la actuación del técnico Jupp Derwall. El informe, con una extensión de 55 páginas, no es, según declaró ayer Hermann Neuberger, "un ataque al entrenador de la selección de la RFA, sino una base para la discusión que sostendrán el próximo viernes los presidentes de los diferentes clubes que juegan la Bundesliga".En el papel secreto, como lo califica la prensa de la RFA, se critica en primer lugar la facilidad con que el equipo de Jupp Derwall consiguió el campeonato de Europa en 1980 y la clasificación para la fase final del Mundial-82 en España, lo que hizo que tanto el entmador como los jugadores se sobrevaloraran.

El regreso de Breitner a la selección, dice el informe que ha sido redactado por unos 25 técnicos de la Federación de Fútbol de la RFA, fue "un factor atmosférico desestabilizador" y la actuación selectiva del entrenador Jupp Derwalt ante la prensa, perjudicial para todo el equipo nacional. La crítica presentada por Hermann Neuberger añade que el convocar a un jugador lesionado, como Hansi Muller, fue en detrimento de otros jóvenes valores del fútbol de la RFA que podrían haber reaIii,ado un pale mejor durante el Mundial-82.

Por último, la memoria alemana del Mundial de Espaila, en la que no se menciona el encuentro contra Austria, censura el planteamiento que hizo Jupp Derwali para el tiempo libre de sus jugadores y la libertad extrema con.que los dirigió, que permitió hasta juegos de azar con fuertes apuestas de dinero, especialmente con Breitner de protagonista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 1982

Más información

  • Para Neuberger, la incorporación de Breitner fue desestabilizadora