Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Achille Lauro, armador italiano

El armador Achille Lauro, que llegó a ser uno de los hombres más poderosos de Italia, murió ayer, en la miseria, a los 96 años.Heredero de una modesta empresa, Lauro logró construir una flota que superaba el millón de toneladas. Su éxito como armador estuvo relacionado con su éxito político y sus procedimientos fueron definidos por su nombre, el laurismo. Jefe del Partido Monárquico, diputado y senador de la República, fue alcalde de Nápoles en 1952 y en los años sucesivos, hasta el momento se du quiebra. Hizo de la ciudad su imperio, utilizando el personalismo y la corrupción como fórmula de poder.

El comandante, como se le conocía en Nápoles, regalaba a los po bres un zapato antes de las elec ciones y otro después del voto. Gozó de la amistad de jerarcas fascistas y recibió importantes compensaciones por la utilización de sus naves en la guerra.

Pero el viejo armador realizó luego pésimos negocios, víctima de la crisis del petroleo, en 1978, y de la baja del comercio mundial, en 1979 y 1980, y no pudo sacarlos a flote. Desde entonces, se convir tió en protagonista de toda clase de crónicas sobre la desventura, y sus deudas llegaron a elevarse a 180 millones de dólares.

El último capítulo de su infortu nio fue el anuncio de la subasta de sus objetos personales, entre los que figuraban un juego de gemelos con el emblema de la casa de Saboya, el frack de cuando era alcal de-virrey de Nápoles y el billar que regaló el almirante Nelson a lady Hamilton.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 1982