Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETAm reafirma su disposición al diálogo sobre la base de la alternativa KAS

ETA Militar condiciona el alto el fuego de su organización a la aceptación por parte del futuro Gobierno socialista y "el régimen de la Monarquía" de los cinco puntos mínimos de la alternativa KAS, según anunció en un amplio comunicado difundido ayer por el diario Egin. En el análisis vertido en el texto en torno a los últimos resultados electorales, ETA reconoce que "ha prevalecido la voluntad de cambio", a la vez de situar la postura política del PSOE ante el reto de "la transformación de la reforma en democracia".Ante la hipótesis de una voluntad de cambio del futuro Gobierno del PSOE -calificado en el texto de "socialdemócrata"- y su repercusiones respecto al problema vasco, ETA Militar afirma en el comunicado "su voluntad de contribuir a la normalización ciudadana y a la estabilización de un proceso democrático en Euskadi y en el conjunto del Estado español declarando el alto el fuego". "Ello siempre y cuando", se añade en el siguiente punto, "el régimen de la Monarquía adquiera en contrapartida el asumir para Euskadi sur el marco democrático y de autogobiemo que viene recogido en los cinco puntos mínimos de la alternativa KAS".

ETAm se extiende en su comunicado en la valoración de los resultados de la última consulta electoral. En el País Vasco constata "un fortalecimiento del movimiento de liberación nacional y social vasco no sólo en lo que se refiere al incremento global de votos, sino en relación al gran esfuerzo y capacidad movilizadora desplegada a lo largo de la campaña", y considera que "el movimiento de liberación vasco ha logrado consolidar un nivel de conciencia, organización y combate político militar digno de ser tenido muy en cuenta".

A tenor de esta valoración, ETA Militar -que pidió el voto para HB en los últimos comicios, en los que la coalición consiguio 200.000 votos -considera injustificado el "menosprecio" que imputa al "Gobierno español y los partidos reformistas hacia la izquierda abertzale", ya que, a su juicio, "no guarda consonancia con la implantada realidad que ofrecemos".

Por lo que se refiere a la política general española derivada del 280, ETA Militar, tras constatar que en los resultados electorales "ha prevalecido la imagen de cambio", deduce que estos mismos resultados sitúan al contexto político español "en lo estertores de la reforma política". A partir del fenómeno de bipolarización en torno al PSOE y AP, ETA Militar estima en su comunicado que "existen dos opciones políticas enfrentadas en un camino divergente dentro de un mismo proyecto de reforma". Teniendo en cuenta esta correlación de fuerzas, ETA Militar, que adjudica al PSOE una "gran ventaja", traducida en el apoyo mayoritario del electorado y contrarrestada a su vez "en el rechazo o, cuando menos, el recelo de los poderes fácticos", invierte el peso de los mismos factores políticos en el caso de AP, a la vez de considerar que la mayor dificultad del PSOE para llevar adelante una acción diferenciada respecto a AP proviene de lo que considera una "contradicción" del mencionado partido al "creer factible mantener la reforma" como vehículo de cambio progresista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 1982