Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Botín y Carrillo

EMILIO BOTINLas declaraciones de Santiago Carrillo en Santander y el Ferrol han hecho que el presidente del Banco de Santander rompa un largo silencio para recordar al líder comunista que, ya en 1976, él solicitó la legalización del PCE. Botín afirma que, por su formación liberal, gestionó la primera reunión de Felipe González con los banqueros y que "mientras unas personas intentan descalificar a otras, algunas estamos trabajando todo el día para que nuestras empresas funcionen y hagan funcionar al país".

El periódico EL PAIS de ayer, sábado, publica unas declaraciones de don Santiago Carrillo realizadas en la Universidad Cántabra, en Santander, y que ha completado con otras en El Ferrol. En estas últimas dice, textualmente, de mí: "Es algo más que un explotador, y posiblemente a estas horas tendría que estar siendo interrogado por un juez instructor". "No doy los nombres", argumentó, "porque quienes me informan tienen indicios, pero no las pruebas aún. Hablé de Botín sin relacionarlo directamente con el compló, porque yo, por ser comunista, considero que los banqueros, en general, tienen muchas razones para declarar ante un juez instructor". Es realmente lamentable que el señor Carrillo se permita hacer estas insinuaciones, que son, por supuesto, absolutamente falsas. Mientras unas personas intentan descalificar a otras, algunos estamos trabajando todo el día para que nuestras empresas funcionen y hagan funcionar al país y evitar que la crisis que nos acosa se agrande.

Quisiera recordar al señor Carrillo las declaraciones que, saliéndome de mi norma habitual de no comparecer en público, hice al periódico EL PAIS en el verano de 1976, recién establecida la democracia en España. En aquella época, el señor Carrillo se encontraba todavía en el exilio o en la clandestinidad y yo solicitaba que se reconociera legalmente al partido cómun ista, por entender que en una democracia era obligado dar este paso.

Formación liberal

 

También deseo in.formar al señor Carrillo que precisamente por mi formación liberal fui quien gestionó y facilitó hace mucho tiempo la primera reunión del jefe del partido socialista, don Felipe González, con destacados banqueros españoles. Remito, por último, a don Santiago Carrillo a mis intervenciones en las juntas generales del Banco de Santander y, especialmente, a la última, del día 9 de junio de este año, y a mis declaraciones en la conferencia de Prensa que celebré a continuación con setenta periodistas que tuvieron la atención de acompañarnos en aquel acto y ello le permitirá informarse adecuadamente de cuál es mi opinión sobre la democracia.

He pasado 55 años de mi vida trabajando por mi país y, naturalmente, pienso seguir haciéndolo mientras Dios lo permita.

Y hechas las anteriores manifestaciones, vuelvo a mi trabajo, que es mi oblígación con la sociedad española.

 

Emilio Botínes presidente del Banco de Santander.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1982