El 28 de octubre, elecciones legislativas

El PCE apoya la compra del F-18A en la presentación de su campaña

"Hemos estudiado las ofertas de aviones de combate y hemos de reconocer, muy a nuestro pesar, que el F-18A es el mejor para las misiones que se precisan en el programa FACA", dijo ayer José Luis Buhigas, miembro de la comisión de Defensa del PCE en la presentación del programa del partido relativo a la reforma democrática del Estado y las libertades.Los comunistas hicieron hincapié también en su rechazo a la Ley orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), en la necesidad de defender y desarrollar la Constitución y en la reforma de las Fuerzas Armadas y de la Administración, temas que, junto a los medios de comunicación, constituyen, según dijeron, sus principales preocupaciones.

Más información
Aislar al terrorismo y profundizar el autogobierno, objetivos del Programa del PNV

Buhígas dijo que, frente al modelo Tomado, que defiende el Partido Socialista, y que el PCE se inclinaría a elegir, por ser europeo, reconoce que "el F-18A es el mejor, pero deja de cubrir misiones del mando aéreo táctico español, de cooperación con tierra, y eso no lo cubre ni un F-18 ni un Tomado ni un Mirage. Proponemos que se reduzca la compra de 84 a 40 aparatos y que el resto del presupuesto se emplee en aviones del tipo Jaguar franco-británico, que cubriría las misiones que no puede Hevar a cabo el otro, y es mucho más barato, ya que con el presupuesto restante podrían adquirirse entre ochenta y cien aviones de este tipo. Lo ideal sería contar con un avión táctico avanzado de fabricación nacional, pero eso no se previó, y a corto plazo es imposible. Además, habría que sentar las bases de investigación y desarrollo de un avión español, que podría fabricar CASA".

Enrique Curiel expuso previamente que su partido "pide formalmente al Gobierno la suspensión de cualquier negociación sobre el programa FACA, ya que es insólito que una inversión tan grande la cierre un Gobierno con dificultades evidentes y con un Parlamento disuelto, en el que, además, no hubo un debate previo".

Los comunistas se mostraron decididos a impulsar una reforma militar que posibilite el acercamiento de las Fuerzas Armadas al pueblo, en la que se incluiría un sistema de enseñanza que las compenetre con la Constitución y una formación humanística previa a la técnica, además de medidas como la reducción del número de capitanías generales y el cambio de su estructura y competencias.

En relación con los problemas autonómicos, Curiel afirmó rotundamente que el PCE no aceptará norma alguna "que signifique una reforma fraudulenta de la Constitución o de los Estatutos de autonomía ya promulgados. "A partir de ahí" añadió, "podemos debatir las delimitaciones de competencias, los aspectos relativos a los funcionarios, las relaciones entre las administraciones central y autonómicas o los Estatutos pendientes. Pero si la LOAPA se mantiene como está, será prácticamente imposible nuestro diálogo con el PSOE en. materia autonómica. Ni aceptamos la LOAPA hoy ni la aceptaremos el 29 de octubre. Pedimos que, al día siguiente de las elecciones, los partidos que hemos apoyado el título VIII de la Constitución nos sentemos a discutir los problemas autonómicos, sobre la base de que la LOAPA no se publique como está en el Boletín Oficial del Estado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS