SANIDAD

La tercera edad, un reto sanitario para los próximos años

"En la medicina española existe un importante sector privado que atiende a un colectivo de unos nueve millones de personas a través del seguro libre o directamente", declaró el director general de Planificación Sanitaria, Víctor Conde, en el curso de los actos conmemorativos del trigésimo aniversario de la residencia sanitaria de la Rioja.Entre los problemas de tipo asistencial con que se va a enfrentar la sanidad española en los próximos años, Víctor Conde se refirió al progresivo envejecimiento de la población. El grupo de edad de los mayores de 65 años, que representa el 10,7% de la población, consume un 40% de los recursos sanitarios.

Mientras que la atención de los enfermos agudos la considera suficiente (210.000 camas, que representan una media de 5,8 por cada mil habitantes, existen muy pocas camas para los enfermos crónicos que necesitan una estancia hospitalaria media o larga. De hecho, esta población de la tercera edad, dijo, está bloqueando los centros sanitarios, y en los próximos años habrá que prestar atención preferente a la dotación de nuevos centros para esta capa de enfermos crónicos.

Tasa de natalidad

Otro factor demográfico que influye en la estructuración del sector sanitario es la disminución de la tasa de natalidad. Madrid centro en estos momentos tiene una tasa del 11,5 por mil y amenaza con emparejarse a la tasa de mortalidad. La media nacional, el 15,5 por mil, está también bajando. De ahí la circunstancia, puesta de manifiesto por Víctor Conde, de que, mientras los hospitales maternoinfantiles creados como unidades independientes tienen un bajo índice de ocupación, las residencias generales están, por lo general, carentes de espacio.Un singular caso de desequilibrio de la estructura sanitaria espafíola presentado por el director general de Planificación Sanitaria es el que se da entre la saturación de los centros dependientes de la Seguridad Social y los bajos índices de ocupación de los hospitales dirigidos por las corporaciones provinciales y locales, que cuentan, por lo general, con recursos limitados e instalaciones deficientes. Las transferencias a las comunidades autónomas en materia de salud y asistencia sanitaria deberían servir, señaló, para homogeneizar la oferta sanitaria mediante un trasvase de recursos materiales y humanos.

Se refirió, por último, Víctor Conde al fenómeno migratorio, que ha alterado el esquema sanitario tanto de las ciudades como de los pueblos. Junto a la presencia de poblaciones en las que no se justifica la ubicación permanente de personal sanitario existen vacíos geográficos que necesitan realizar grandes desplazamientos hasta llegar a un centro hospitalario. Para atender este problema anunció la puesta en práctica del Instituto Nacional de la Salud para establecer hospitales comarcales, de modo, que cuando haya terminado -hacia 1984 o 1985 el 95%- de la población española esté a menos de treinta minutos de un hospital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción