Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez de Cuéllar cree que el mundo se dirige hacia la anarquía

Nueva York

El secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, ha propuesto una reunión del Consejo de Seguridad al más alto nivel para examinar los medios para revitalizar el sistema de seguridad colectiva previsto por la Carta de San Francisco y frenar "la tendencia a la anarquía internacional hacia la que se desliza el mundo". Pérez de Cuéllar desea que esta reunión se celebre antes de fin de año.El secretario general lanzó esta idea ayer en su informe anual sobre las actividades de la organización internacional al deplorar el fracaso aparente de este sistema y la pérdida de eficacia de la ONU. Pérez de Cuéllar piensa que tal reunión puede desarrollarse entre ministros de Asuntos Exteriores, y hará tal propuesta a los ministros, especialmente a los de los países miembros del Consejo, cuando éstos se encuentren en Nueva York durante las primeras semanas de la Asamblea General que se abre el próximo día 21.

Pérez de Cuéllar dio la alarma sobre la ineficacia del Consejo al destacar su incapacidad para resolver las últimas crisis que han sacudido al planeta y se refirió al fracaso de la reciente Asamblea General sobre el desarme y a la ineficacia de la ONU en crisis como las de Líbano y Oriente Próximo; la guerra Irán-Irak; los problemas de Afganistán y Camboya; las convulsiones de Centroamérica; la ausencia de soluciones para Chipre, Sahara occidental y Cuerno de Africa, y las Malvinas.

Para revitalizar los mecanismos de seguridad colectiva, el secretario general de la ONU ha manifestado su intención de recurrir con más frecuencia al artículo 99 de la Carta, que autoriza al secretario general a convocar el Consejo de Seguridad ante toda situación peligrosa para la paz; ha afirmado que el Consejo deberá preocuparse de los problemas antes de que se agudicen y sus miembros, en especial los permanentes, deberán trabajar coordinadamente sin perder de vista que su función es la preservar la paz, y ha pedido que los Estados hagan cumplir las decisiones del Consejo sin limitarse sólo a adoptar resoluciones simbólicas.

El orden del día de la eventual reunión deseada por Pérez de Cuéllar contemplará la puesta en marcha de mecanismos de negociación bajo la égida del Consejo de Seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1982