Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de un millón de auxiliares de sanidad británicos, en huelga

Más de un millón de enfermeras y trabajadores auxiliares iniciaron ayer una huelga de cinco días en todos los hospitales del Reino Unido en apoyo de sus demandas de mayores aumentos salariales. El conflicto entre el Gobierno de Margaret Thatcher y el sindicato sanitario se inició hace tres meses, cuando el Gobierno ofreció un aumento del 7,5% para las enfermeras y del 6% para el personal sanitario auxiliar.Los dirigentes sindicales reclaman un incremento general del 12%, y en apoyo de esa demanda comenzaron una serie de paros parciales y de huelgas de duración limitada en los hospitales. Igual que en la anterior huelga, a finales de julio, solamente funcionarán los servicios de urgencia en todos los hospitales que dependen del National Health Service.

El Gobierno ha rechazado la petición del sindicato sanitario, que cuenta con el apoyo de la Confederación de Sindicatos Británicos, de acuerdo con su política de limitar los aumentos de salarios en el sector público dentro de su objetivo de limitar el gasto en éste.

La posición del sindicato sanitario es apoyada además por distintas organizaciones sindicales británicas, entre ellas la que agrupa a trabajadores gráficos. Como consecuencia de esto, la Sociedad Gráfica y Profesiones Afines aprobó anoche una huelga de veinticuatro horas, prevista para el próxímo miércoles, que impedirá la aparición de los periódicos londinenses.

El ministro de Servicios Sociales, Norman Fowler, ha criticado la postura de los trabajadores sanitarios acusándoles de poner en peligro la vida de los pacientes.

En medios sindicales londinenses se señala que si continúa el conflicto sanitario hasta el mes próximo, en que se celebra la conferencia anual de la Confederación de Sindicatos Británicos, puede llegar a haber una confrontáción entre el Gobierno y el movimiento obrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de agosto de 1982