Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobre educación especial

En las páginas dedicadas a la educación del día 20 de julio se me hace una entrevista sobre el tema de la educación especial. Dada la importancia de cuanto atañe a este campo de los llamados deficientes o subnormales, marginado y necesitado de un cambio y actualización urgente, querría precisar algunos datos que en mis respuestas dejan ciertas lagunas, e incluso pueden dar lugar a tergiversaciones o malentendidos:1. De las tres formal -grosso modo- que pueden ejercerse en la atención a los deficientes: a) centros de educación especial; b) aulas especiales, y c) aulas de apoyo, sólo estas últimas. ofrecen una posibilidad de no marginar al niño y de poder integrarle realmente en el aula normal. .

2. Integrar a un niño deficiente no es meterlo en una escuela normal sin más. Hablar de integración supone: a) Una planificación y atención al niño en su salud integral y otras áreas y necesidades, partiendo del sector y su medio sociofamiliar, así como del trabajo en equipos multidisciplinarios; fi) Un planteamiento de una escuela realmente de y para todos, como' un lugar de vida y formación global, y no como cadena de transmisión de conocimientos ajenos a la realidad del niño, que tenga en cuenta a éste en. su individualidad y capacidad creadora específica y dinámica.

3. Por último, matizar que, en mi respuesta final a la pregunta de si el partido socialista plantearía con mayor eficacia este problema, hacía referencia en mi contestación a la política educativa y de asistencia al niño de todos los Partidos hasta ahora en el poder, así corno de la ideología _generalizada que se tiene del, problema, y no sólo al PSOE específicamente, como puede desprenderse del texto. /, director, médico, psiquiatra infantil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 1982