Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Antonio Ortega considera que "UCD debe mantenerse como partido unitario y no como federación"

"UCD no se debe convertir en una federación de partidos", declaró ayer a EL PAIS el nuevo adjunto a la Presidencia de UCD, Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona, desmintiendo así numerosas especulaciones en torno a la futura configuración centrista. Ortega explicó cómo deben ser, a su juicio, las líneas maestras de la actuación del partido en el poder, y consideró "un tremendo error de Adolfo Suárez" el abandono de éste del partido que él mismo fundó. El hombre de confianza de Lavilla no excluyó un futuro entendimiento con la formación de Antonio Garrigues Walker.

"Entre el partido unificado y la federación de partidos hay todo un trecho que se puede cubrir por un partido unitario, más que unificado, y que tiene dentro e sí corrientes distintas de opinión, o si se quiere, tendencias no organizadas. Las tendencias han existido y tienen que existir en todos los grandes partidos y se manifiestan más en los partidos con mayor libertad interna", opinó Ortega, hablando de los liberales en general y del partido de Garrigues en particular.

"UCD tiene que repetir lo que hizo en 1977"

"En mi opinión personal, UCD tiene que repetir lo que ya hizo en 1.977, que es suscitar un proceso amplio de integración. Ahí intervendrán la inteligencia y la buena voluntad de unos y otros y un examen de la situación. No hay posibilidad de coalición en estos momentos con ningún otro partido, pero eso no quiere decir que no se pueda llevar a efecto una labor de integración, que no será vía coalición. Lo que vamos a hacer en estos momentos es reforzar las líneas básicas del centrismo desde UCD y convocar a todas las personas que estén por este planteamiento. Evidentemente, uno estará más cerca, de aquellas personas que no han optado, como presupuesto previo, por una alianza con la derecha. Hay que esperar que estos temas, según se vayan acercando las elecciones, se vayan, resolviendo. Estando vigente el acuerdo del Consejo Político no cabe coalición preelectoral; para que existiese una coalición externa, preelectoral, se necesitaría una nueva reunión del Consejo.Juan Antonio Ortega pasó, a continuación, a analizar las razones que, a su juicio, motivaron los últimos fracasos electorales de su partido. "Las opciones básicas de UCD no han fracasado. Lo que UCD ofreció en su momento fue un tránsito político del sistema autoritario a un sistema democrático pluralisla; eso se ha conseguido. Y las funciones modernizadora y moderadora también se han cumplido. Lo que ha ocurrido es que hemos coincidido con un período de crisis evidente en el mundo occidental y, por otra parte, dentro de UCD no ha predominado la lealtad básica al partido. Se han montado prestigios políticos sobre la base de desprestigiar a la formación a la que se pertenecía, y uno tenía más relumbrón en la medida en que echaba más cieno sobre el partido en el que estaba, eso conduce a una situación verdaderamente de crisis. Además, la proximidad de las elecciones lleva a que se produzcan reajustes".

Cumplimiento del programa electoral

Juan Antonio Ortega opinó que el programa electoral con eI que ganó las últimas elecciones "en algunas de sus partes se ha cumplido, pero en otras no, especialmente en lo relativo a las zonas económicas. Yo creo que ha habido en algunos casos separación respecto de las expectativas de determinados sectores del electorado y una deficiente presentación de los logros que se han obtenido". El jefe del gabinete de Landelino Lavilla, al referirse a los puntos del programa mínimo de UCD, enunciado el martes por el presidente del partido, dijo, a título personal, que para proceder a una reforma de la Administración -"uno de los temas en los que se ha ido más lentamente"-, se hacía necesaria la "profesionalización" de los funcionarios, que deben renunciar a su militancia política y ver aumentados sus sueldos.Refiriéndose al "cambio de rostros" en UCD, Ortega se limitó a reconocer: "creo que hay que proceder a una renovación", pero se negó a comentar si debe o no haber nuevos cambios en el Gabinete, "tema que compete en exclusiva al presidente del Gobierno". Confió en que "es posible que no sea" una fuente de conflictos la existencia paralela del nuevo secretariado centrista y el Gobierno.

También justificó la existencia de representantes del sector azul en el secretariado: "los que procedían del Movimiento y que estan en UCD han rendido servicios y demostrado capacidades que nosotros, los que procedíamos de la oposición democrática, no podíamos tener, entre otras cosas por falta de práctica".

Sobre el abandono de UCD por parte de Adolfo Suárez, Ortega dijo que "no se puede cuantificar" el porcentaje de pérdida que ellos significa para el partido. Pero añadió: "Es un error tremendo de Adolfo Suárez separarse del partido que fundó, del que es presidente honorario y al que se encuentra ligado, lo quiera o no. Yo, personalmente, desafía que eso que se va a producir, no ocurriera".

Considera el nuevo jefe del gabinete de Landelino Lavilla que "la opción de continuar en la Unión de Centro Democrático como tal es más congruente que la de romper con el partido con el que se ha estado durante tanto tiempo. Para mí será un motivo de reflexión el ver cómo una persona que ha sido capaz de cambiar el régimen tan destacadamente, de conquistar el poder, mantenerse en él y ganar dos elecciones generales, no tenga esa misma habilidad y consecuencia para mantenerse dentro de su misma estrategia y de su propio partido, una vez perdido el poder. Yo, que no tuve inconveniente en criticar la gestión de Suárez, tampoco lo tengo para reconocer ahora que se le atacó injustamente, lo cual, por supuesto, no justifica su salida. Ya se verá qué número de parlamentarios se van con él, aunque yo creo que es probablemente mayor la pérdida para Adolfo Suárez que para UCD".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 1982

Más información

  • El jefe del gabinete de Lavilla considera "un tremendo error de Adolfo Suárez" su abandono del partido céntrista