Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona, nuevo 'hombre fuerte' de UCD, como adjunto al presidente

El democristiano Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona, mano derecha de Landelino Lavilla, puede convertirse en el nuevo hombre fuerte de Unión de Centro Democrático, de confirmarse los planes que le situan como adjunto al presidente del partido en el Gobierno. Aunque a última hora de la noche persistían las dudas sobre la composición del nuevo secretariado, se da como muy probable que Jaime Lamo de Espinosa y Rafael Arias-Salgado se integren en el mismo. No ha podido confirmarse, sin embargo, la presencia en el órgano centrista de Rodolfo Martín Villa, si bien esta posibilidad, por remota que pueda parecer, no está descartada por completo. Se trataría, en todo caso, de una mano tendida al sector azul por parte de Landelino Lavilla, que este mediodia despejará todas las dudas.

Colaborador directo de Lavilla desde 1976, año en que fue nombrado subsecretario del Ministerio de Justicia, Ortega eátá considerado abiertamente contrario a cualquier pacto con Alianza Popular y uno de los máximos teóricos de la opción "centro-centro" para UCD. Desde el colectivo "Tácito", primero, desde el Partido Popular, después, como secretario de Estado para el Desarrollo Constitucional y como ministro de Educación, toda su actuación estuvo marcada por la idea de un centrismo puro, escorado hacia una orientación democristiana.Aunque todavía en la noche de ayer el nuevo secretariado centrista no estaba por completo ultimado y las negociaciones proseguían, se consideraba muy probable que Ortega, 43 años, casado con una hija del poeta Gerardo Diego, pase a ocupar un cargo de relieve, que muy bien pudiera ser el de presidente adjunto. En la actualidad, Juan Antonio Ortega compatibilizaba el secretariado centrista con una alta responsabilidad en una empresa petrolífera. Procede, al igual que el nuevo director general de RTVE, Eugenio Nasrre, del disuelto partido Izquierda Democrática, de oposición al franquismo, que estuvo fiderado por Joaquín Ruiz-Giménez.

En la tarde de ayer circulaba una lista "prácticamente cerrada" del nuevo secretariado ejecutivo de UCD, que será anunciada a mediodía de hoy por el presidente del partido y del Congreso de los Diputados, Landelino Lavilla, quien ha convocado para esta mañana al comité ejecutivo centrista en la sede de la calle Arlabán. El hecho de que el encuentro de la ejecutiva centrista, dedicado exclusivamente a dar a conocer los nomb es de los nuevos secretarios, se ceIebre en Arlabán y no, como venía áiendo habitual, en el palacio de la Moncloa, resulta sintomático tanto de los desacuerdos Lavilla-Calvo Sotelo -que ayer volvieron a entrevistarse- como de la ubicación de los nuevos centros de poder.

Entrevista entre Lavilla y Calvo Sotelo

La entrevista de ayer entre el presidente del Gobiemo y el del partido fue revestida de gran sigilo oficial. Aunque Calvo Sotelo sigue manteniendo sus recelos respecto a eventuales cambios en el Gobierno parece ser que -tras su encuentro con Lavilla- accedió a efectuar una remodelación que será "la mínima que exijan las circunstancias", según medios centristas. En todo caso, de confirmarse la presencia en el secretariado de dos o más miembros del actual Gobiemo, los cambios serían inevitables, al menos en las carteras afectadas.

En la lista que circulaba ayer de los nuevos secretarios -y que estaba aún sujeta a posibles "cambios sobre la marcha"- figuraban los nombres de dos ministros, Jaime Lamo de Espinosa, actual presidente del grupo parlamentario centrista y ministro adjunto al presidente, sin un destino totalmente definido, y Rafael Arias-Salgado, ministro de Administración Territorial, que podría pasar a la importante Secretaría de Organización y Acción Electoral. Parecía descartarse la presencia del ministro de Trabajo, Santiago Rodríguez Miranda, en la secretaría de Acción Social. Estos cambios harían que tan sólo Lamo, que mantiene una cartera sin departamento, y Arias-Salgado, dejasen el Gobierno, con lo que Calvo Sotelo podría evitar a una remodelación en profundidad.

El rumor del día fue la posible, entrada en el secretariado de Rodolfo Martín Villa, que fuentes, centristas daban como posible, (aunque no como probable). "dada su experiencia y capacidad en temas como organización partidaria". Si el rumor pasara a la categoría de hecho, sería una mano tendida de Landelino Lavilla al sector azul de UCD.

La incertidumbre existente entre algunos ministros candidatos a ocupar secretarías en UCD, causada por las desavenencias entre Lavilla y Calvo Sotelo, habría sido, dicen fuentes centristas, la causa principal del retraso en la formación del nuevo secretariado.

Los nombres que más sonaban anoche eran los del ex ministro y democristiano Marcelino Oreja, hasta ahora delegado del Gobierno en el País Vasco, para ocupar las secretarías de Relaciones Exteriores e Información con rango de adjunto a la presidencia; el democristiano Javier Tusell iría a Estudios y Programas (ahora ocupada por Ortega Díaz-Ambrona); y en Economía se mantendría Rafael García Palencia. El nombre del leopoldista José Manuel García Margallo, actual secretario general del grupo parlamentario centrista en el Congreso, se citaba para ocupar una secretaría de relaciones con el Gobierno, todos bajo la secretaría general, que sigue en manos de Iñigo Cavero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 1982

Más información

  • Lamo de Espinosa y Arias-Salgado candidatos a la integración en el secretariado centrista