Ingresa en prisión Ignacio Arteaga, detenido tras disparar contra la Policía Municipal

Ignacio María Arteaga e Izaguirre, detenido la pasada semana en San Sebastián horas después de que disparara contra miembros de la Policía Municipal de Irún en esta última ciudad, fue ingresado en la cárcel de Martutene, acusado de tenencia ilícita de armas. El policía nacional José P. Suárez Tronco, que acompañaba a Ignacio Arteaga en el momento de producirse el incidente con los agentes municipales, permanece encarcelado en una prisión distinta a la de Martutene.

José P. Suárez Tronco está acusado de portar un arma no reglamentaria cuando se encontraba fuera de servicio, en contra de lo que él mismo declaró a los policías municipales que lo detuvieron a la una de la madrugada del día 15.Ignacio Arteaga y el policía nacional huyeron esa noche ante la presencia de tres miembros de la Policía Municipal de Irún, que habían sido previamente alertados de su presencia por una vecina del barrio de Behobia, Avelina Llanos, propietaria del bar Faisán. Según esta vecina, los dos individuos se personaron en su establecimiento afirmando pertenecer a ETA y solicitando asilo. Avelina Llanos, esposa de un militante del PNV, Joseba Elosúa, optó finalmente por dar aviso a la Policía Municipal, alarmada por la presencia de estos individuos que me rodeaban por los alrededores de su establecimiento. Joseba Elosúa ha permanecido detenido recientemente bajo la legislación antiterrorista, y hace algún tiempo sufrió un intento de secuestro que no fue denunciado ni reivindicado. El bar que dirige su mujer sufrió un atentado por explosivo tiempo atrás.

Ignacio Arteaga e Izaguirre colaboró, según él mismo afirma y otras fuentes admiten como muy probable, con uno de los servicios de información del anterior régimen, antes de participar en una serie de atentados contra sedes de partidos de izquierda y establecimientos de personas a quienes se atribuía una ideología abertzale.

Su nombre consta en la relación de miembros del Batallón Vasco Español denunciados por el entonces denominado ultraderechista arrepentido Rogelio González Medrano.

Este juzgado no ha encontrado pruebas suficientes para procesar a Ignacio Arteaga y al policía nacional José P. Suárez Tronco por un supuesto delito de intento de atentado contra el matrimonio formado por Joseba Elosúa y Avelina Llanos, a pesar de que numerosos organismos políticos y ciudadanos de Irún se han hecho eco unánimemente de estas sospechas. Según informó días atrás el comisario jefe de Irún, Ignacio Arteaga ha sido asistido en el Hospital Psiquiátrico de San Sebastián, centro en el que ni confirman ni desmienten el dato.

Oscura historia

El policía nacional José P. Pérez Tronco declaró ante los agentes municipales que él y su compañero intentaban localizar el escondite en el que creían se encontraba el secuestrado Rafael Abaitua. Al parecer, José P. Tronco entregó a Ignacio Arteaga su revólver reglamentario de policía nacional mientras él se procuraba otro distinto con el que llevar a cabo la acción. Después de conseguir huir de los policías municipales que lograron atrapar a su compañero, Ignacio Arteaga arrojó su arma a unos matorrales, donde fue localizada por inspectores del Cuerpo Superior.Medios policiales sostienen la tesis de que el incidente con la Policía Municipal de Irún que protagonizaron Ignacio Arteaga y José P. Suárez no es sino una muestra de la irresponsabilidad de estos últimos, quienes habrían pretendido cubrirse de gloria liberando al secuestrado Rafael Abaitua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de julio de 1982.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50