Consejo de Ministros

Un cazabombardero de lujo

Con un precio aproximado de 3.600 millones de pesetas, dotado de alta tecnología y completo armamento, que lo hace polivalente para ataques de aire-aire y aire-superficie, diseñado para operar desde portaviones o bases de tierra, el F-18A Hornet (avispón) está considerado por las autoridades militares como el más completo y sofisticado de los cazabombarderos del mercado bélico mundial, hasta el punto que las Fuerzas Armadas norteamericanas tienen solicitados más de 1.000 aviones de este modelo. Sólo Estados Unidos, Canadá y Australia poseen este tipo de avión.El origen de este avión se remonta a una propuesta de la Marina estadounidense para estudiar un avión de caza con misiones polivalentes. El proyecto fue realizado con la colaboración de las empresas McDonnell Douglas (60%) y Northrop (40%). El F-18A, en producción desde marzo de 1980, es un monoplaza de 17,07 metros de longitud y 4,7 metros de altura. Su peso es de 19.960 kilogramos. Dos reactores turbofases General Electric le dotan de un empuje de 14.515 kilogramos, por lo que es capaz de alcanzar una velocidad calculada de 1,7 mach.

En las pruebas de vuelo, pilotos americanos han conseguido situar el avión en los 6. 100 metros de altura. Su radio de acción es de 2.000 kilómetros. En sus depósitos de combustible, independientes para cada motor, situados en el exterior del aparato, caben 1.197 litros.

En la estructura del F-18A se han empleado componentes de grafito, aluminio, acero y titanio. Se le ha dotado de mandos de vuelo eléctricos, con cuatro, y un mando de emergencia mecánico para las superficies horizontales de cola.

De tecnología muy avanzada es también el radar, del tipo Hughes, que trabaja dos frecuencias de repetición de impulsos, alta y media. La frecuencia de repetición de impulsos alta permite el guiado por radar de hasta seis misiles, sin necesidad de emplear un iluminador de onda continua.

De entre los equipos de mantenimiento, cabe destacar la dotación de un transmisor de gran potencia, refrigerado por líquido, y dos pantallas multimodo. La información se presenta procesada a través de símbolos generados por el computador de a bordo.

El avión lleva, además, un sistema de ordenadores para diagnóstico y aislamiento de averías, que permite aislar, en menos de cinco minutos, un 95% de las averías posibles, y el 5% restante, en menos de diez minutos. Este sistema permite registrar también los parámetros de funcionamiento del motor y controlar, a través de un solo monitor, el nivel de todos los líquidos consumibles del avión.

Por lo que hace al armamento, el F-18A cuenta con un cañón de 20 milímetros, capaz de hacer 6.000 disparos por minuto, y va equipado con seis misiles Sidewinder (fijados en los extremos de las alas) y Sparrow (situados bajo las alas), dirigidos por radar. Para el combate aire-tierra el Hornet lleva a bordo 6.000 kilogramos de bombas.

El F-18A Hornet es el cazabombardero preferido de la Fuerza Naval de Estados Unidos, que posee 1.337 unidades, entre las compradas y contratadas. Canadá tiene 138, y Australia, 75.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de julio de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50