Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Manuel Fernández Peón,

conocido por el Comandante Flórez, uno de los últimos guerrilleros que actuó en Asturias al terminar la guerra civil, regresó a España el pasado domingo tras abandonar su exilio en Buenos Aires. Razones económicas y "porque dudaba de la situación política", según declaró ayer a la Hoja del lunes, de Oviedo, son las causas del tardío regreso a su tierra del Comandante Flórez, que permaneció en el maquis desde la entrada de las tropas franquistas en la capital asturiana, en noviembre de 1937, hasta octubre de 1948, en que veintinueve componentes de la guerrilla zarparon del puerto de Luanco en un barco francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1982