Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Peter Ustinov

actor inglés de origen ruso, que presentó el pasado viernes el festival en favor de la Unicef, manifestó su protesta a los organizadores del mismo al comprobar que el fondo del escenario estaba literalmente cubierto con la publicidad de unos grandes almacenes que colaboraban económicamente con el espectáculo. "Teníamos ofrecida la grabación de este programa", dijo Ustinov, "a las televisiones de 55 países; Unicef depende de estos ingresos y esa publicidad nos hace muy difícil ahora vender el programa. Por otra parte, Unicef no puede ligar su nombra al de una firma comercial y los anuncios que allí aparecían eran desproporcionados". El incidente se resolvió, según el actor, tras las promesa de televisión de que los cámaras evitarían en lo posible sacar la publicidad al enfocar a los artistas.Tampoco los miembros de Unicef-España quedaron contentos, debido fundamentalmente a la falta de generosidad de Raimundo Saporta, presidente del Comité Organizador del Mundial 82 -el festival formaba parte de los actos programados con motivo del Mundial Cultural-. "Se anuncia como festival a beneficio de Unicef, viene a presentarlo Peter Ustinov, hombre que colabora en estos actos desde hace doce años precisamente por ser a beneficio de Unicef, y luego resulta que sólo nos adjudican el importe de mil de las entradas vendidas", dijo a Efe el encargado de prensa Cristóbal Marín.

El único que quedó contento, al parecer, fue precisamente Raimundo Saporta: "Es un éxito artístico y de público. Estoy muy satisfecho de cómo se está desarrollando", dijo al abandonar el Palacio de los Deportes antes de que terminara el espectáculo, al que acudieron unas 4.000 personas. En el festival, retransmitido por Televisión Española, intervinieron, entre otros, Paco de Lucía, el grupo Internacional Friendship Tour, grupo de niños y jóvenes de trece países que están recorriendo España costeándose el viaje con sus actuaciones, Sacha Distel, Cyd Charise, Tony Martin y Fernando Esteso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 1982