Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANARIAS

El frustrado secuestrador de un avión tiene 19 años y es voluntario en la Legión

El legionario Santiago Arramallana Castell, que en la noche del martes intentó secuestrar un DC-9 de Iberia en la isla de Fuerteventura, tenía el propósito de viajar a Francia, según admitió ayer ante el juez instructor de la causa.

Aunque las autoridades del tercio Don Juan de Austria mantienen un total hermetismo informativo, se ha podido saber que el soldado legionario Santiago Arramallana es natural de Logroño y tiene 19 años de edad. Al parecer se incorporó voluntariamente a la Legión.El soldado realizó nueve disparos antes de subir por la escalerilla del avión, algunos de los cuales alcanzaron los cristales de la terminal del aeropuerto. Una vez en el interior del aparato hizo tres disparos más, cuyos proyectiles traspasaron el fuselaje por la zona destinada a primera clase.

Entre los testigos que vivieron los hechos en el aeropuerto de Fuerteventura se encontraban el director provincial de Obras Públicas y el jefe provincial del servicio hidráulico de Las Palmas, Augusto Mienvielles y Antonio Bautista, respectivamente. "Nosotros" afirmaron "nos encontrábamos con el delegado del Gobierno en Fuerteventura en una terraza del aeropuerto cuando oímos los disparos. Vimos entonces como un legionario corría hacia el avión y otro que iba detrás de él. Instintivamente nos arrojamos al suelo, mientras notamos que por encima de nuestras cabezas pasaban las balas. Creo que fueron tres las que disparó contra la terminal desde las escalerillas del avión".

"Inmediatamente el delegado del Gobierno mandó desalojar el aeropuerto, mientras que desde el interior se daban órdenes por los altavoces de que todos los pasajeros se arrojaran al suelo". Los viajeros que ayer llegaron a Las Palmas y fueron testigos de los incidentes insistieron en que "no falleció alguien de puro milagro".

Disparó contra otro soldado

El Gobierno Civil de Las Palmas ha difundido una nota oficial sobre los incidentes registrados en Fuerteventura, en la que confirma que Santiago Arramayana, perteneciente a la segunda compañía de la séptima bandera del tercio don Juan de Austria, se encontraba de servicio de protección en las pistas del aeropuerto y portaba el fusil cetme reglamentario cuando se dirigía hacia el avión. Entonces -según la versión oficial- fue interpelado por otro soldado, momento en que efectuó varios disparos contra aquel, sin alcanzarle.Añade la nota que el citado legionario penetró en la cabina y encañonó al mecánico de tierra que se encontraba a bordo. El comandante y segundo comandante de la aeronave aprovecharon para desarmarle, y fue detenido por un policía nacional y un guardia civil que acudieron inmediatamente. El Gobierno Civil afirma también que no se produjeron heridos.

La autoridad militar se ha hecho cargo del citado legionario e instruye las correspondientes diligencias. El juez instructor pertenece al Ejército del Aire, por haberse cometido el delito en las instalaciones de un aeropuerto.

Este incidente recuerda el secuestro que se produjo el día 5 de agosto de 1979 de un avión DC-9 de Iberia en el mismo aeropuerto, a cargo de tres legionarios -dos franceses y un chileno- que lograron llevarse el aparato con toda la tripulación y parte de los pasajeros hasta Lisboa y Zurich, entregándose posteriormente a las autoridades suizas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1982