Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A media tarde de ayer España quedó integrada en la OTAN

A las 16.20 de ayer, 10.20 hora de Washington, España se convertía en el decimosexto país miembro de la OTAN, después de que el encargado de negocios de la Embajada española en Washington acudiera al Departamento de Estado a depositar el protocolo de adhesión por el que nuestro país quedaba integrado formalmente en la Alianza Atlántica.La rapidez con que se procedió a la entrega del documento de adhesión, apenas anunciada unas horas antes, sorprendió a los observadores políticos, que esperaban que el acto se desarrollara a lo largo de esta semana, coincidiendo con la ceremonia de izar la bandera española en el cuartel general de la Alianza Atlántica, en Bruselas, prevista para el sábado día 5 de junio, y a la que asistirán los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa, José Pedro Pérez-Llorca y Alberto Oliart, respectivamente.

La entrega del documento de adhesión coincidía con la clausura del Día de las Fuerzas Armadas que concluyó con la parada militar en Zaragoza presidida por el Rey, y apenas 48 horas después de que el PSOE presentara una moción al Gobierno solicitando el aplaza miento de la adhesión española a la OTAN, en tanto en cuanto no haya seguridades por parte del Reino Unido sobre el contencioso bilateral de Gibraltar. Ayer, un re presentante del PSOE calificaba de gravísimo error del partido gubernamental y de "equivocación histórica que deberemos pagar" la entrada de España en la Alianza Atlántica.

El anuncio del ingreso en la OTAN fue acogido con duras críticas por parte de la oposición de izquierda, mientras en las filas de UCD y de AP no se ocultaba la satisfacción por ver cumplimentada su vieja ambición de estar en el club atlántico.

El ingreso de España en la OTAN se adelanta también al anuncio de las sentencias a los encausados por el intento de golpe de Estado del 23-F, que se espera para los próximos días.

La integración de nuestro país en la Alianza Atlántica, objetivo prioritario de la política exterior del Gobierno de Calvo Sotelo, culmina quince meses de gestiones realizadas desde el momento del discurso de investidura del sustituto de Adolfo Suárez en la Moncloa, el 18 de febrero de 1981.

Ayer, el secretario general de la Alianza Atlántica, Joseph Luns, calificaba en Funchal de "acontecimiento verdaderamente histórico" la entrada de España, y repetía que fue "un gran día para Europa, para la Alianza y para el mundo libre".

Ahora, en teoría socio de pleno derecho, España iniciará un largo proceso, de probablemente un año, para negociar con los aliados las modalidades de integración de nuestro país en los más de cuatro cientos comités que componen la OTAN.

Páginas 13 a 16 Editorial en la página 10

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de mayo de 1982

Más información

  • El ingreso coincidió con el Día de las Fuerzas Armadas