Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El texto de la LOAPA mantiene las diferencias insalvables entre 'centralistas' y 'nacionalistas'

Las divergencias entre UCD y PSOE, por un lado, y los partidos nacionalistas, por otro, quedaron agravadas ayer cuando la ponencia constitucional del Congreso informó la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), sin que fuesen limadas las diferencias casi insalvables" que oponen a unos y otros.

Mientras el diputado del Partido Nacionalista Vasco Marcos Vizcaya afirmaba, recogiendo las propias palabras del letrado, que "el 90 % de los desacuerdos siguen vivos", la socialista María Izquierdo aseguraba que "el texto actual cuenta con el 95% del acuerdo de los grupos de la Cámara".Marcos Vizcaya, el diputado de Convergencia catalana Trías de Bes y el comunista Jordi Solé Tura insistían en sus desacuerdos básicos con el texto surgido de la ponencia. El primero de ellos señaló que "lo mejor es que desaparezca la LOAPA como tal ley

La principal divergencia sigue siendo la primacía de las normas del Estado sobre las de las Comunidades Autónomas, primacía consagrada en el artículo 4 de la LOAPA, que afirma: "Las normas que el Estado dicte en el ejercicio de las competencias que le reconoce el artículo 149,1 de la Constitución, prevalecerán, en todo caso, sobre las normas de las Comunidades Autónomas".

El artículo 149 de la Constitución, en su apartado 1, enumera una lista exhaustiva de materias en las que el Estado tiene competencia exclusiva.

Las minorías catalana y vasca afirman que este artículo 4 es inconstitucional, lo que es combatido por PSOE y UCD. Los representantes centristas en la ponencia, Juan Manuel Reol y Jose Luis del Valle negaron tal presunta inconstitucionalidad, argumentando que, precisamente, se hace referencia y se remite a la Constitución.

"Texto confuso"

La minoría catalana había propuesto eliminar la referencia al apartado 1 y remitirse tan solo al artículo 149 de la Constitución, lo cual, en opinión de María Izquierdo, equivale a "preferir un texto confuso a un texto clarificador, porque ya se sabe que, a río revuelto, ganancia de pescadores".

"No estamos de acuerdo con la práctica autonomista de que la culpa de todo la tiene siempre Madrid; la LOAPA evita que el Estado de autonomías se haga por tanteo y aproximaciones", dijo la diputada socialista.

Los miembros del partido socialista en la ponencia constitucional emitieron duros juicios contra las actitudes de los nacionalistas: "Suele haber dificultades para que las minorías nacionalistas entiendan lo que es el interés general, porque su interés suele ser exclusivo, el de su propia comunidad. Pero la LOAPA se realiza desde el Estado autonómico y para el Estado autonómico".

"Cualquier Estado federal o descentralizado tiene en sus leyes artículos como el cuarto de la LOAPA. Y es necesario que se mantenga esta claridad taxativa", dijo María Izquierdo, apoyada por Ernest Lluch y Enrique Múgica.

Los radicales desacuerdos de fondo entre los partidos centralistas y los nacionalistas (apoyados por los comunistas) hacen prever duros enfrentamientos dialécticos cuando el texto ayer informado por la ponencia comience a discutirse en comisión, el próximo día 26. Los representantes de las minorías nacionalistas se mostraron relativamente pesimistas sobre las posibilidades de llegar a acuerdos: "Aun tenemos algunas -pocas- esperanzas de poder obtener modificaciones en temas clave: el artículo 2, el 4, el 10, el 21 dijo Marcos Vizcaya.

Función pública

El artículo 2 de la LOAPA supone una declaración de principios primando el interés general sobre los intereses particulares. Las divergencias respecto a los artículos 10 y 12 hacen referencia al deseo de la minoría vasca de poder ejercer una completa planificación económica y territorial en su Comunidad.

El texto de la ponencia quedó ayer mejorado en el artículo 32, referente a funcionarios públicos, al determinarse que, en la provisión de vacantes, en aquellas Comunidades Autónomas en las que exista, además de la lengua oficial del Estado, otra lengua oficial, la Administraci0n del Estado "deberá tener en cuenta este hecho" (el bilingüismo) "en función de su implantación real en el territorio".

Pese a reconocer el avance que significa esta redacción, Marcos Vizcaya criticó sus limitaciones y dijo que la regulación de la función pública, en general, "intenta trasladar a las autonomías el modelo de la Administración central, pesada e ineficaz".

Así, tras mes y medio de duras negociaciones entre los dos partidos estatales mayoritarios, por un lado, y los nacionalistas, por otro, la LOAPA abandonó la ponencia, para entrar en la comisión, conservando desacuerdos sustanciales.

Esto hace prever que las divergencias se mantendrán, primero en la comisión constitucional, y después en el pleno del Congreso encargado de aprobar la polémica ley. El pleno podría celebrarse a comienzos de junio, de acuerdo con miembros de la ponencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1982

Más información

  • La polémica ley comenzará a discutirse en comisión el día 26