Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presupuesto de Reagan supera la primera votación en el Senado

El presupuesto presentado por el presidente Reagan para el año fiscal 1983 fue aprobado a última hora del miércoles por el comité presupuestario del Senado norteamericano, después de haber sufrido un serio revés en una primera votación. El presupuesto de la Casa Blanca, que había sido objeto de crítica por todas las partes, incluido el propio partido del presidente, prevé un gasto de 767.000 millones de dólares, y un déficit de 105.000 millones.Ni la Casa Blanca ni el Congreso habían logrado, después de más de una decena de sesiones negociadoras, un acuerdo previo antes de la primera votación. No obstante, los esfuerzos de Reagan, que se entrevistó a última hora con los senadores miembros de su partido, surtieron su efecto y el comité aprobó un incremento de los impuestos durante los próximos tres años de 95.000 millones de dólares y una disminución de los beneficios de la Seguridad Social de 40.000 millones en el mismo período.

El último intento de Reagan para que se ratificara su presupuesto se realizó la pasada semana, cuando el presidente accedió a acudir al Capitolio y reunirse con su principal oponente en el legislativo, el líder demócrata de la Cámara de Representantes, el liberal Tip O'Neill. Esta reunión acabó en fracaso, que ambas partes achacaron a la intransigencia de la contraria.

En su proposición negociadora inicial, Reagan indicó que estaba dispuesto a incrementar los impuestos por un total de 34.100 millones de dólares en su programa de tres años, e incluso más; sin embargo, la Casa Blanca retiró la oferta cuando las negociaciones de la semana pasada quedaron rotas.

La dificultad principal era en qué sector y en qué medida se incrementarían los impuestos, sector que todos los observadores indican sería el de la energía principalmente. En el compromiso alcanzado a última hora se dejan en manos del Congreso los sucesivos pasos legislativos que el presupuesto tendrá aún que pasar.

Antes del unánime primer rechazo del comité (sólo dos senadores se abstuvieron), el republicano Robert Kasten presentó una propuesta por la que se aumentarían los impuestos en 73.000 millones de dólares en los próximos tres años, más del doble de lo ofrecido por Reagan en el principio de la negociacion.

La propuesta fue desestimada por diecisiete votos contra cuatro por ser considerada por un buen número de senadores como un incremento muy pequeño que no solucionaría el problema del déficit que en vez de los 105.000 millones previstos por la Casa Blanca puede alcanzar los 132.000 millones, como ha estimado la oficina de presupuestos del Congreso.

Estos senadores ofrecieron propuestas que aumentarían los impuestos para los próximos tres años en 198.000 millones de dólares. Al final se decidió la cantidad de 95.000 millones.

El voto de veinte a cero sorprendió en la Casa Blanca. El secretario de Prensa, Larry Speakes, declaraba al conocerlo que ese rechazo no era "inesperado", aunque tampoco era obstáculo, al parecer, para el optimismo. La segunda votación, en la que se aprobó el compromiso, fue de once votos contra nueve,

En esencia, el déficit previsto para 1983 es superior en 5.000 millones de dólares al que se espera para este año. Esta cantidad, es previsible que permita una recuperación económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1982

Más información

  • Prevé un incremento de los impuestos y una disminución de los beneficios de la Seguridad Social