Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas tensiones en el Atlético de Madrid por el traspaso de Julio Alberto

El casi seguro traspaso del defensa Julio Alberto al Barcelona, con lo que seguirá los pasos de Marcos, también fichado por el club azulgrana, desencadenó ayer nuevas tormentas en la ya de por sí dividida junta directiva del Atlético de Madrid. El club rojiblanco sigue envuelto en polémica constante y varios directivos mostraron ayer su indignación por esta operación, que, según uno de ellos, José Martín, "se ha hecho a espaldas de la casi totalidad de la directiva".

Ayer se celebró una reunión de la junta directiva del club rojiblanco, en una sesión que, en principio, iba a tratar sobre los graves problemas económicos que afectan a la eiitidad, con deudas de carácter inmediato cercanas a los cien millones de pesetas, pero que desencadenó fuertes tensiones por el tema Julio Alberto. Al término de la reunión, se produjo una fuerte discusión entre los directivos José Martín, Rafael López y el presidente en funciones Antonio del Hoyo. Según aquellos, Antonio del Hoyo, "ha asumido todas las funciones del club, incluidas las económicas, lo que es el colmo". Estos directivos afirmaron que no dimitirían. Por otra parte, del Hoyo retiró la responsabilidad económica a llamón Pérez, quien hasta ayer en tesorero del club. Este pretende que se realice un acta notarial sobre el estado de cuentas del club hasta el día de su cese.El jugador llegó a comentar ayer al directivo José Martín que su traspaso por el Barcelona estaba prácticamente hecho, aunque públicamente mantenga la teoría que en su momento sostuvo también Marcos de no saber nada. El directivo se sintió, según propias palabras, "indignado", y manifestó a este periódico que "esto se ha hecho a espaldas de casi todos. Estoy harto y dispuesto a todo, incluso a pedir a los socios que este domingo nos eche, a mi incluido, porque en cierto modo al no enterarme de lo que algunos hacen he permitido que se juegue con el club".

Por su parte, Antonio del Hoyo, presidente en funciones del club rojiblanco, se mostró cauto cuando EL PAIS le requirió su opinión en torno al traspaso de Julio Alberto, que según algunas fuentes se había cerrado la pasada semana en Barcelona a cambio de una cantidad económica, entre los setenta y ochenta millones de pesetas. Del Hoyo señaló que "no tengo nada que comentar al repecto.

El futuro del Atlético de Madrid y su actual situación son materia de preocupación, y de ahí que Víctor Martínez, Sanz Calonge y Carceller, entre otros, expusieran su inquietud a Del Hoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 1982