Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No hay irregularidades en la venta de entradas para el Mundial, en el extranjero

Los ingresos de la venta de las entradas del Mundial-82 en el extranjero son totalmente correctos, según aseguró la directora del Departamento de Transacciones Invisibles del Ministerio de Economía, Paloma Sánchez. Hace pocos días surgieron presuntas sospechas de posibles irregularidades monetarias sobre este tema, después de que el presidente de la Federación Española de Fútbol asegurara que este organismo perderá 250 millones de pesetas al tener que pagar a la FIFA en francos suizos parte de esos ingresos que se liquidan en pesetas por Mudiespaña, el grupo de agencias españolas encargadas de esa venta.

Se estimó que el número total de todas las entradas de todos los partidos del Mundial-82 se eleva a 2.500.000 localidades. La mitad de estas entradas ha sido vendida en el extranjero por Mundiespaña, la empresa que con dicha finalidad constituyeron cuatro de las más importantes agencias de viajes del país y a las que después se unieron cuatro de las más destacadas cadenas hoteleras de España. Mundiespaña, por la exclusiva de la venta de,estas entradas, pagó 160 millones de pesetas al Comité Organizador del campeonato.Una vez fijados los diferentes precios de las entradas, según sus categorías, se estipularon los ingresos que se conseguirían con su venta: unos 2.600 millones de pesetas. De esta forma se estableció que Mundiespaña, por la venta de la mitad de las entradas del Mundial-82 realizadas en el extranjero, tendría que liquidar aproximadamente 1.300 millones de pesetas en dos plazos.

El primero de estos plazos finalizó el 31 de diciembre pasado, y liquidó mil millones de pesetas; el segundo concluyó el 31 de marzo de este año, y se liquidará cuando se conozca el número de devoluciones. De esos 1.300 millones de pesetas, el 10% corresponde a la FIFA, y el 65%, a los países participantes, entre los que se incluye España, según el número de partidos jugados por cada uno de ellos y el número de espectadores que asistieron a los mismos. Los porcentajes correspondientes, según los contratos firmados, se pagarán en francos suizos. La Federación Española, como organizadora del campeonato, percibe el 25% restante.

Raimundo Saporta, como presidente del Comité Organizador del Mundial-82, se encargó de negociar y firmar el correspondiente contrato con Mundiespaña por la venta del 50% de las entradas del campeonato en el extranjero. En este contrato se establece expresamente que Mundiespaña liquidará esa venta en pesetas, aunque esta empresa perciba en el extranjero el importe de las localidades en divisas. Este contrato se firmó hace casi dos años.

Saporta justifica sus medidas

El presidente del Comité Organizador justifica esa liquidación en pesetas al pensar, sobre todo, en el comprador español. Raimundo Saporta manifestó que no le parece justo señalar el precio de las entradas, por ejemplo, en dólares, porque, al revalorizarse esta moneda, los españoles se expondrán a que las entradas se encarezcan para ellos y a que unos comprasen las localidades más baratas o más caras que otros, según el intervalo de tiempo de su adquisición. Raimundo Saporta añadió que el precio de las entradas, además, se fijó hace casi dos años en pesetas, porque es la moneda del país en que se disputa el campeonato.Este contrato, prácticamente desde su firma, ha estado envuelto en polémicas. Algunas federaciones extranjeras, como las de la República Federal de Alemania e Inglaterra, entre otras, mostraron su disconformidad con la concesión de la exclusiva de la venta de localidades en el extranjero y solicitaron que fuesen las propias federaciones quienes las vendiesen.

El Comité Organizador del Mundial-82 y la Federación Española expusieron las ventajas de la fórmula empleada y que fue refrendada por la comisión ejecutiva de la FIFA, en una reunión celebrada en Roma. Esta fórmula establece que las entradas se vendan en paquetes y que cada uno de éstos tiene asegurada una plaza de hotel.

También se llegó a.asegurar que el contrato firmado por Raimundo Saporta con Mundiespaña era nulo de pleno derecho porque el presidente del Comité Organizador del Mundial-82 no tiene personalidad jurídica para ello. Se aseguró que es la Federación Española, como concesionaria de la organización del campeonato por parte de la FIFA, a la que le corresponde la firma de ese contrato. El decreto por el que se nombra a Raimundo Saporta presidente del Comité no establece expresamente la función de firmar un contrato de tales características.

De todos modos, la Federación Española de Fútbol es consciente de la validez con contrato firmado con Mundiespaña desde el momento en que aceptó liquidar el 80% de la venta de entradas en el extranjero.

Fue precisamente al realizar esta liquidación, que según el correspondiente contrato se llevó a cabo el pasado 31 de diciembre, cuando la Federación Española indicó a Mundiespaña que al recibir el importe en pesetas y luego tener que abonar el porcentaje correspondiente a la FIFA y a los equipos participantes en francos suizos perdería unos 250 millones de pesetas.

Mundiespaña, a través de su consejero delegado, José María Maldonado, indicó que en el contrato firmado se estipuló el pago en pesetas. José María Maldonado aseguró que Mundiespaña hubiera estado dispuesta a pagar ese importe en divisas convertibles en pesetas si así se hubiese acordado y autorizado por las autoridades competentes.

Al realizarse la liquidación en pesetas se podía pensar que Mundiespaña realiza un espléndido negocio al percibir en dólares el irnporte de la venta de esas entradas en el extranjero. José María Maldonado aseguró que los dólares que perciben por ese concepto se convierten inmediatemente en pesetas. "Mundiespaña", manifestó su consejero delegado, "no especula para ganar con la venta de entradas en el extranjero". Tarribién declaró que los beneficios que Mundiespaña puede obtener por su trabajo, y que mereció pagar 160 millones de pesetas a fondo perdido como exclusiva, saldrán de otras partidas. José María Maldonado, por otra parte, insistió en más de una ocasión que "Mundiespaña no ha hecho seguro alguno de cambio porque no lo necesita".

La directora del Departamento de Transacciones Invisibles del Ministerio de Economía, Paloma Sánchez, aseguró a EL PAIS que "tanto Mundiespaña como la Federación Española están curnpliendo correctamente en la venta de entradas del Mundial-82 en el extranjero". Añadió además que su departamento tiene este asunto completamente controlado,- "Tenemos total información", indicó, "sobre los movimientos que se están haciendo sobre este asunto. Nuestros mecanismos de control no han detectado irregularidad monetaria alguna". Paloma Sánchez manifestó, por otro lado, que en España está totalmente prohibido pagar en divisas entre residentes.

El presidente del Comité Organizador del Mundial-82 aseguró a EL PAIS que la Federación Española no perderá esos 250 millones de pesetas. Raimundo Saporta añadió que "se hará todo lo poslble para que de España no salga una peseta en divisas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de abril de 1982

Más información

  • El contrato con Mundiespaña está controlado por el Ministerio de Economía