Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Aborto y síndrome tóxico

En las últimas semanas se han multiplicado los artículos -tanto en el mundillo de divulgación, propaganda y noticias médicas como en la Prensa diaria- que afirman la integridad física del feto y la absoluta normalidad" del niño nacido de madre afectada por el " síndrome tóxico". También se asegura que la enfermedad de la madre no se agrava por el embarazo.Quisiera plantear dos preguntas: ¿Desde cuándo las mujeres españolas hemos tenido la oportunidad de abortar por razones médicas? ¿Cómo se puede pretender que se espere con alegría y sin temor un hijo en una familia en la que han muerto o están enfermos varios miembros de la misma? ¿O en una familia que ha disminuido sus ingresos por muerte o incapacidad de los que trabajan? ¿O en una madre enferma, incierta ella misma de su futuro? Y otra pregunta no menos realista: después del desastroso enfoque que se ha hecho en el estudio del síndrome tóxico, y cuando todavía quedan serias incógnitas sobre la etiología concreta y la patogenia de la enfermedad, ¿no está sobradamente justificada la duda por parte de los afectados de la veracidad de las declaraciones del Ministerio de Sanidad?Creemos que el Ministerio d'e Sanidad y nuestro Colegio de Médicos deberían exigir y garantizar el aborto voluntario a las afectadas, exento de riesgos médicos, gastos y falsa culpabilidad con que se contaminan los abortos clandestinos./

neuropatóloga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982