UCD y PSOE mantienen sus diferencias sobre el Estatuto de Valencia

Representantes del PSOE, UCD, PCE y AP evidenciaron ayer en Valencia, durante un debate organizado por la Asociación de la Prensa, que persisten sus diferencias ante el Estatuto de Autonomía, que será debatido en breve en el Pleno del Congreso de los Diputados. Según las opiniones manifestadas, es posible que el dictamen de la Comisión Constitucional, que incluye enmiendas de UCD y CD al llamado Estatuto de Benicasim, no consiga el suficiente número de votos y haya de volverá la Comisión Constitucional.UCD, representada por Fernando Abril, presidente regional del partido en Valencia, se mantuvo firme en su postura de mantener el dictamen y en continuar defendiendo las posturas sobre bandera y denominación -Reino de Valencia y cuatribarrada coronada con franja azul y los escudos provinciales- aprobadas en la comisión. Esta postura está en general apoyada por AP, mientras PSOE y PCE insistieron en que consideran el texto de Benicasim como un pacto político sobre el que no están dispuestos a ceder.

Abril no dio respuesta concreta al por qué del alineamiento con la izquierda en este tema anunciado por los tres parlamentarios del País Valenciano que antes pertenecían a su mismo grupo en el Congreso y ahora pertenecen a Acción Democrática (AD). El ex ministro señaló: "No tengo ninguna razón para dudar de la palabra de Fernández Ordóñez, quien ha dicho que apoyaría al Gobierno en las votaciones; sin embargo, está sometido a fuertes presiones, como la oferta de nichos funerarios en las listas del PSOE".

El debate registró fuertes acusaciones entre socialistas y centristas, táctica que había sido poco frecuente hasta el momento entre ambos partidos.. El secretario general del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE), Joan Lerma, y el vicepresidente del Consejo preautonómico, Felipe Guardiola, acusaron a Abril en varias ocasiones de incumplir, siguiendo una costumbre habitual, sus pactos políticos, como en el caso del Estatuto de Benicasim.

Por su parte, el presidente regional centrista insistió en que ese texto no pasa de ser una ponencia o borrador de trabajo y en el hecho de que UCD había manifestado repetidamente, aunque votase favorablemente la globalidad del proyecto en el País Valenciano, que mantendría enmiendas acerca de los símbolos de la comunidad y el papel preponderante de las diputaciones. Durante las intervenciones, que constituyeron en buena medida un diálogo de sordos, Guardiola acusó a Abril de ser "el atascador esencial del proceso autonómico valenciano".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS