Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interpelación socialista al Gobierno sobre la Caja Rural de Santander

Los diputados socialistas Alfonso Guerra y Jaime Blanco, éste por el Partido Socialista de Cantabria-PSOE, han presentado una interpelación al Gobierno sobre las irregularidades observadas en la Caja Rural de Santander, pidiendo las actas de la inspección que realizó el Banco de España. Jaime Blanco, que entregó a la Prensa el texto de la interpelación y fotocopia de uno de los pliegos de cargos del Banco de España contra directivos de la Caja santanderina, afirmó que el Gobierno está retrasando su decisión en este tema porque "trata de tapar un escándalo en el que aparece como uno de los implicados más importantes el diputado centrista cántabro Justo de las Cuevas".Después de recordar que ya en febrero del año pasado se dispuso la inspección de la Caja Rural de Santander por el consejo ejecutivo del Banco de España, con el fin de examinar sus actividades crediticias, los parlamentarios socialistas afirman que, a la vista de las múltiples anomalías detectadas, las autoridades monetarias acordaron instruir dos expedientes, además de pedir a los órganos directivos de la Caja que regularizasen las situaciones anómalas, en especial las relativas a concentraciones de crédítos, la falsificación de la cuenta de resultados y la puesta en práctica de actuaciones que, según el Banco de España, ponían en peligro a la Caja.

En concreto, la interpelación socialista pregunta al Gobierno cuáles son los motivos por los que el pliego de cargos presentado por el Banco de España se remite al consejo rector de la Caja con seis meses de retraso, "dando lugar", dicen, "a un deterioro progresivo de la entidad". También preguntan "si reconoce el Gobierno que dirigentes políticos de la UCD de Cantabria, de manera especial el diputado Justo de las Cuevas, han hecho uso de influencias nacidas de su actual posición política para beneficiarse de una determinada política crediticia", que ha sido calificada por el Banco de España, en uno de los expedientes abiertos en este caso, como "gestión peligrosa para la integridad patrimonial de la Caja Rural".

El portavoz del grupo parlamentario socialista y el diputado santanderino se preguntan también por qué no ha sido intervenida la Caja santanderina por el Banco de España, dada la gravedad de unos hechos que todavía se mantienen y que han llevado a un progresivo deterioro de la entidad, y en cambio sí la ha intervenido el Consorcio Nacional de Cajas Rurales. La interpelación se refiere a los medios que piensa utilizar el Gobierno para recuperar un capital desviado de sus fines o cedido bajo situaciones de favor, con el fin de rehacer el buen nombre de la entidad y asegurar el mantenimiento de los puestos de trabajo.

En la conferencia de Prensa, el diputado cántabro Jaime Blanco, refiriéndose a su colega el centrista Justo de las Cuevas, candidato a la presidencia de: la asamblea de la comunidad autónoma de la región, afirmó que "este parlamentario es impresentable para ese cargo" a la vista de los hechos que se le imputan, que, dijo, "han quedado sobradamente demostrados con documentos incontestables". Jaime Blanco, que es además secretario general ciel PSC-PSOE, anunció también que su partido se va a querellar contra los directivos de la Caja Rural por falsedad de documentos públicos y por negligencia, denunciando su política de "terrorismo patronal, que les ha llevado a pegar a trabajadores o a amenazar a hombres públicos de la región". Blanco basó sus afirmaciones en gran cantidad de documentos, que entregó a algunos periodistas, afirmando que existen ya sentencias de la magistratura que evidencian lo que calificó como "un clima laboral y personal más propio de Sicilia que de Santander".

Cuevas: "Un montaje político"

Por su parte, el diputado y líder de UCD de Cantabria, Justo de las Cuevas, al que se acusa de disfrutar -él, sus familiares y algunos socios en negocios de la construcción- de varios centenares de millones de créditos preferentes de la Caja Rural, declaró ayer que las acusaciopnes de Jaime Blanco eran "un montaje político, porque no les interesa que sea presidente de la Asamblea Regional". "Para darse cuenta de esto", dijo, "no hay más que ver las fechas en las que lanzan estas acusaciones".Justo de las Cuevas dijo que no tenía "nada que ver con la Caja Rural de Santander" y que no era cierto que "empresas que yo he promovido se hayan beneficiado a costa de nadie". "Lo que no dice Jaime Blanco es que esas empresas son importantes, con más de doscientos trabajadores y con una facturación que supera los mil millones de pesetas anuales. Todas ellas son productivas, y no se dedican a la especulación", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 1982

Más información

  • Firmada por Alfonso Guerra y Jaime Blanco, implica al líder de la UCD cántabra, Justo de las Cuevas