Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Trasvase de diputados centristas a Coalición Democrática

UCD lamenta las fugas de sus diputados, mientras que AP las recibe con satisfacción

Unión de Centro Democrático (UCD) calificó ayer oficialmente de "lamentable" la incorporación al grupo parlamentario de Coalición Democrática de tres de sus diputados, hecho que al mismo tiempo ha sido recibido con satisfacción en Alianza Popular, cuyo secretario general, Jorge Verstrynge, en declaraciones a la Prensa, señaló que, aunque su organización no pretendía una inminente disolución de las Cámaras, no podía negar la entrada en su grupo de personas que están dispuestas a acatar sus planteamientos políticos.

El partido centrista, mediante un comunicado, señaló que "la decisión por parte de tres miembros del grupo parlamentario de UCD en el Congreso de los Diputados de abandonar tanto dicho grupo como el partido es muy lamentable". Y añadía que "Ios que ahora o en el inmediato pasado han adoptado dicha actitud han actuado de manera que pone seriamente en duda la creencia básica en el sistema representativo y en sus consecuencias".UCD estima que este tipo de decisiones supone "una clara conculcación del mandato que en su día el electorado otorgó a unas personas que pidieron ser llevadas al Parlamento para representar al partido durante toda la duración de la legislatura", por lo que, a su juicio, son actitudes que revelan "inmadurez, menosprecio al electorado e inconsecuencia con los principios de un sistema parlamentario".

En opinión del partido en el Gobierno, "estas decisiones se producen en un momento en que la consistencia interna de UCD y su capacidad para seguir respondiendo a las necesidades de la sociedad española está inmersa en un proceso de restructuración y apertura integradora".

La nota centrista se refiere posteriormente a los efectos que el trasvase de parlamentarios a otros grupos pudiera tener en la estabilidad del Gobierno, para lo que recuerda unas palabras del presidente del Ejecutivo, Leopoldo Calvo Sotelo, en el sentido de que toda "la responsabilidad recaerá directamente sobre quienes comienzan a buscar nuevos acomodos para las próximas listas electorales".

Dificultad para gobernar

Mientras UCD difundía su nota oficial, el secretario general de Alianza Popular Jorge Verstrynge, en declaraciones a Europa Press señalaba que no existía ningún propósito por parte de su partido de forzar la convocatoria de elecciones generales, aunque precisaba qué "no podemos negar la entrada en el grupo de Coalición Democrática o incluso en Alianza Popular, si viene al caso, a personas que efectivamente aceptan los planteamientos del grupo".Verstrynge se refirió posteriormente al presidente Calvo Sotelo, diciendo que, caso de que convocara elecciones generales, sería responsabilidad suya. No obstante, dijo que creía que las iba a convocar "porque está al frente de un partido que no puede gobernar".

El secretario general de UCD, Jaime Lamo de Espinosa, manifestó que lamentaba que la salida de estos diputados "se produzca en un momento en que, tras la decisión de Acción Democrática, la posición del partido en el Congreso no garantiza consolidar suficientemente el mantenimiento del proyecto político del Gobierno y de su programa legislativo".

Iñigo Cavero, presidente del partido, se refirió especialmente, en otras declaraciones, a la salida de uno de los tres diputados, concretamente en el caso de Miguel Herrero Rodríguez de Miñón, de quien dijo que su marcha estaba relacionada con su cese como portavoz del grupo parlamentario centrista. "Es lamentable, apuntó Cavero, que un buen parlamentario, como es indudablemente Miguel Herrero, se marche a otro grupo distinto, desvirtuando el mandato que tenía ante sus electores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 1982

Más información

  • Verstrynge indica que su grupo no busca la convocatoria acelerada de elecciones