Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACION

Crítica situación de la universidad vasca por falta de profesorado

La falta de dotación presupuestaria para la contratación de profesorado podría obligar a cerrar varios centros; de la Universidad del País Vasco. Aunque el problema existe también en otras universidades españolas, su alcance es particularmente dramático en Euskadi, donde las plazas de profesores sin dotación son 157, frente a un déficit medio de diez o doce plazas en otros distritos.Las causas inmediatas de esta situación son la iniciación de cursos nuevos en algunas facultades de reciente creación, el aumento del alumnado y el incremento de profesorado, derivado de la Implantación del bilingüísmo en determinados centros. A ello habría que añadir el déficit arrastrado del curso anterior, en el que fueron dotadas 71 plazas frente a unas necesidades estimadas entonces en 108 plazas. A su vez, si el problema alcanza dimensiones especialmente graves en el País Vasco, es debido a que, por razones derivadas fundamentalmente de la falta de tradición universitaria, la relación profesores funcionarios-profesores no numerarios es en Euskadi mucho más; desfavorable a los últimos que en universidades con mayor tradición histórica. Los profesores numerarios son pagados directamente por el Ministerio de Educación, mientras que los salarios de los profesores no numerarios deben ser satisfechos directamente con cargo al presupuesto de cada universidad.

El rector de la Universidad del País Vasco, Gregorio Monreal, se entrevistó el, lunes en Madrid con el secretario de Estado para la Universidad, Cobo del Rosal, y con el nuevo director general de Ordenación Académica, Angel Viñas.

En la Universidad del País Vasco hay matriculados en el presente curso cerca de 31.000 alumnos, distribuidos en los campus de Bilbao, San Sebastián y Vitoria. Los centros afectados por la falta de profesorado son Bellas Artes, Ciencias, Ingeniería Técnica, Informática, Filosofía y Letras y Magisterio. Del total de 157 plazas pendientes de dotación, 27 corresponden a las resultantes de la aplicación de las previsiones del decreto de bilingüismo, y 130 a las necesarias para cubrir los cursos iniciados este año por primera vez en varias facultades y escuelas universitarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981