Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Alerta roja" en cien poblaciones a causa de la sequía

Cien poblaciones se encuentran en alerta roja y 49 en alerta azula causa de la sequía, según declaraciones efectuadas por el director general de Obras Hidráulicas, Juan Ruiz. La persistente falta de lluvias ha hecho de este año el segundo más seco de lo que va de siglo en España. No obstante, las previsiones meteorológicas mundiales permiten, a juicio del propio Juan Ruiz, mantener ciertas esperanzas.

La larga sequía ha dejado a los embalses hidroeléctricos a un 54% de su capacidad, y a los no hidroeléctricos a un 25%. Globalmente, el volumen de agua embalsada es de un 37% de la capacidad total. Las zonas más afectadas son prácticamente toda la España seca, es decir, todo el territorio nacional, con excepción de la cornisa cantábrica y buena parte de la cuenca del Ebro.Sobre la incidencia en el abastecimiento de agua a poblaciones, el director general de Obras Hidraúlicas señaló, en declaraciones a Europa Press, que de los diecisiete millones de personas a las que el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) abastece sólo un millón y medio están directamente afectadas, en especial en Sevilla, Ciudad Real y Badajoz, aunque en ningún caso el abastecimiento ha peligrado. También sufren problemas numerosas poblaciones del Sur que dependen de correntías naturales. Veinte pueblos de Badajoz han tenido que ser atendidos con camiones cisterna.

Sobre las medidas en marcha para paliar el problema, señaló que se está acelerando la construcción de embalses de regulación y se amplían planes de tratamiento y conducciones de agua. Igualmente se acude a pequeñas obras de emergencia, como la captación de aguas subterráneas o las tomas en otros sistemas de abastecimiento. Las soluciones, en cualquier caso, son difíciles, dado que el conjunto de los embalses ofrece 15.000 millones de metros cúbicos, frente a una demanda del doble. Preocupa especialmente el impacto de la sequía en la agricultura en la época de siembra. Este punto es de especial importancia, ya que la agricultura se lleva el 80% del agua del país. Especialmente angustiosa es, en este sentido, la situación en las cuencas del Guadiana, Júcar y Duero.

A su vez, el Congreso de los Diputados aprobó ayer una ley por la que se establecen moratorias para el abono de créditos por parte de los campesinos afectados por la sequía.

La única posibilidad de optimismo está en las previsiones de los organismos meteorológicos mundiales, que permiten una cierta esperanza basada en la estadística. Las previsiones apuntan a que a mediados de noviembre se producirán lluvias que romperán el estiaje y darán paso a un otoño con previsiones normales.

Los obispos ordenan rogativas

Mientras, el cardenal primado de España y arzobispo de Toledo, Marcelo González; el cardenal arzobispo de Sevilla, Bueno Monreal, y el obispo de Huelva, Rafael González, hay ordenado en sus respectivas diócesis rogativas pidiendo la lluvia.En Sevilla, informa José Aguilar, se van a implantar de inmediato nuevas restricciones de agua. El Ayuntamiento tiene el propósito de ampliar en dos horas las restricciones diarias, con lo que los sevillanos sólo dispondrían de siete horas de agua por jornada. Hasta ahora, los sevillanos vienen disponiendo de agua desde las 6.30 hasta las 15.30 horas. La Empresa Municipal de Abastecimiento de Aguas (Emasesa) ya está recogiendo agua del propio río Guadalquivir y sometiéndola a un riguroso control para garantizar su consumo humano, al tiempo que el alcalde de la ciudad, Luis Uruñuela, ha pedido al ministro de Agricultura, Jaime Lamo de Espinosa, que se tomen las medidas necesarias para que el río no sufra los vertidos industriales que lo contaminan de forma habitual durante determinadas épocas del año.

La situación es calificada abiertamente de catastrófica en todos los ámbitos e instituciones de la ciudad, sin que las previsiones meteorológicas para las próximas semanas permitan el menor optimismo.

Por último, los regantes de la provincia de Badajoz, encuadrados en siete comunidades, han decidido retirar a sus representantes de los órganos de gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, al tiempo que piden el cese del delegado del Gobierno en dicho organismo, por lo que consideran un incumplimiento de algunos puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981

Más información

  • Los embalses se encuentran a un 37% de su capacidad total