Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco compra Radio Vitoria por 60 millones de pesetas

Radio Vitoria, propiedad de la caja de ahorros municipal, y asociada a la Cadena SER, pasará a depender en breve plazo del Gobierno vasco. El portavoz del ejecutivo autónomo, Ramón Labayen, anunció anteayer, en el curso de una conferencia de Prensa celebrada en la capital alavesa, que la operación de compra se había cifrado en sesenta millones de pesetas. Este cambio de dueño significará, por el momento, que la Cadena SER dejará de emitir su programación en Vitoria.Después de informar que el Gobierno vasco ha aprobado la convocatoria de concursos para la adquisición de equipos con destino a la futura radio y televisión vascas, con una partida presupuestaria de quinientos millones de pesetas, el portavoz señaló que la compra de Radio Vitoria implicaría la desvinculación de la Cadena SER.

La emisora alavesa, que empezó a funcionar en el año 1934, gracias a la iniciativa particular de un médico vitoriano, Francisco Fernández Peña, fue adquirida por la caja de ahorros municipal en los albores de la década de los cuarenta. Aunque Radio Vitoria, en sus frecuencias de onda media y modulada, ha pertenecido exclusivamente, desde el punto de vista empresarial, a la mencionada entidad bancaria, se asoció a la Cadena SER para ofrecer algunos programas y compartir anuncios publicitarios.

Según informaron anteayer a EL PAIS fuentes próximas a la empresa, la decisión de poner en venta Radio Vitoria por parte de la caja de ahorros municipal -en cuyo consejo de administración el PNV ejerce una considerable influencia- no obedece a criterios económicos, ya que en los últimos años se habían contabilizado importantes beneficios. Razones profesionales y políticas son, al parecer, los principales motivos que han inducido a la empresa a vender la emisora.

En el momento en que la entidad bancaria, que ya ha dado a conocer su decisión de vender Radio Vitoria al Gobierno vasco, transmita la oferta concreta al ejecutivo autónomo, éste deberá realizar los trámites pertinentes al Ministerio de la Presidencia para que les sea transferida la conexión. «A partir de ese momento», según explicó el propio Ramón Labayen, «dicha emisora será considerada como institución pública vasca».

En los planes del Gobierno vasco figura la puesta en marcha para el año 1982 de una emisora de radio en San Sebastián, que emitiría su programación de dieciocho horas exclusivamente en eusquera; otra, en Bilbao, totalmente en castellano, y una tercera anexa, en Vitoria, probablemente bilingüe, cercana al Gobierno vasco, que podría ser Radio Vitoria. En relación con los planes para televisión, Ramón Labayen declaró a EL PAIS que el ejecutivo vasco, dada la desidia de la Administración para la puesta en marcha de un tercer canal para las comunidades autónomas, acordada hace ya un año, está trabajando en la creación del cuarto canal autónomo, «amparándonos en el artículo 19 del Estatuto de Autonomía».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 1981