Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo ordenador agilizará desde hoy el cobro de las multas municipales de tráfico

Desde hoy, el Ayuntamiento de Madrid dispone del medio efectivo para cobrar las dos mil multas que, como media, imponen los agentes de la Policía Municipal por infracciones de tráfico. El ordenador central del Centro Municipal de Informática (Cemi) cuenta desde ayer, en su sistema, con un millón de matrículas de otros tantos vehículos, junto con el nombre y número del carné de identidad de su propietario.

Estos datos permitirán a la Delegación de Seguridad y Policía Municipal tramitar las sanciones dentro de los plazos que establece el Código de la Circulación, con lo que se evitará que, como ocurría hasta ahora, más de un 80% de las denuncias prescribieran antes de ser comunicadas las correspondientes multas a los infractores. Actualmente, los madrileños deben al Ayuntamiento trescientos millones de pesetas por multas.La agilización del sistema de multas que supone la mecanización culminada ayer por el Cemi acabará con la tradicional práctica de no abonar las sanciones impuestas por infracciones de tráfico. Paralelamente, y esta ventaja es especialmente reseñada por los responsables de Policía Municipal del Ayuntamiento, "los guardias verán restablecida su autoridad, ya que el madrileño debe acostumbrarse a partir de ahora a que las multas que un agente le imponga por transgredir el código o las ordenazas municipales de circulación han de pagarse; entre otras razones, porque el Ayuntamiento dispone de medios para cobrarlas".

En la actualidad, los madrileños deben al Ayuntamiento, en concepto de multas de tráfico no satisfechas por los infractores, unos trescientos millones de pesetas, importe aproximado de las casi 500.000 multas que ahora podrá cobrar la Corporación.

Agilizar el trámite

Otra novedad de la mecanización del sistema permite a la Delegación de Seguridad y Policía Municipal contar con el dato estadístico de los conductores mas sancionados, sus causas, los lugares donde más infracciones se cometen y hasta los agentes que más denuncias comunican. Estos datos estadísticos permitirán al alcalde hacer uso de las atribuciones que le confiere el Código de la Circulación para solicitar del delegado provincial de Tráfico la retlrada temporal del carné de conduclr a quien haya coinetido más de seis infracciones.Hasta ahora, el sistema sancionador comportaba un trámite burocrático que, entre la primera denuncia y la comunicación definitiva de la multa correspondiente, contenida en lo que se denominaba "comunicación número 2", con frecuencia transciirría más de dos meses, que es el período que el Código de la Circulación establece para la prescripción de la denuncia.

De hecho, los responsables de Policía Municipal del Ayuntamiento venían eliminando del ordenador del que se disponía hasta ahora más de un 80% de las denuncias formuladas, porque ya habían prescrito sin que hubiera podido ser comunicada la multa al infractor.

Con el nuevo sistema, detectada la infracción, el agente entregará en mano al conductor el boletín de denuncia de acuerdo con un nuevo modelo de impreso, que equivaldrá a lo que hasta ahora era la "comunicación número 1" y que suponía el que había transcurrido, al menos, un mes. Con el nuevo sistema, comunicada la denuncia, el infractor dispone de diez días hábiles para pagar o recurrir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 1981

Más información

  • Los madrileños deben al Ayuntamiento unos 300 millones de pesetas por sanciones impagadas