Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno espera que España sea invitada en diciembre a adherirse a la Alianza Atlántica

El Gobierno español espera que la invitación para que nuestro país se adhiera a la Alianza Atlántica se produzca a primeros de diciembre próximo. De acuerdo con el calendario elaborado por el Gabinete Calvo Sotelo, en estrecha colaboración con el secretario general de la OTAN, Joseph Luns, y los principales países de la Alianza, es muy probable que Luns formule esta invitación, de manera oficial y en términos muy calurosos, al concluir el Consejo atlántico de invierno, que se celebrará en Bruselas a finales de noviembre o primeros de diciembre.

El calendario de urgencia establecido, muy apretado en sus fechas, podría verse alterado o retrasado si los acontecimientos internacionales o la problemática española interpusieran obstáculos excepcionales a este proceso, al que el Gobierno Calvo Sotelo desea incorporar otras iniciativas espectaculares de política exterior. Entre ellas podrían estar el relanzamiento oficial de las negociaciones para la adhesión al Mercado Común (al término de la cumbre de Londres, prevista para el 26 de noviembre) e incluso el inicio oficial de las conversaciones sobre Gibraltar, con la perspectiva de la apertura de la frontera del Peñón para Navidades, si los contactos previos entre Madrid y Londres actualmente en curso dan resultados inmediatos.En todo caso, lo que sí es cierto es que el Gobierno intentará cerrar en octubre próximo el debate parlamentario sobre el ingreso en la OTAN, a ser posible, antes de la reapertura en Madrid de la Conferencia Sobre Seguridad y Cooperación en Europa, prevista para el 28 del mes próximo, a fin de evitar interferencias entre uno y otro tema. Para ello, la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados deberá abrir la discusión atlántica, a principios de la próxima semana, cuyos debates se desarrollarán durante unos veinte días, incluso en ausencia del titular de la cartera de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, quien tiene previsto viajar el día 14 a Estados Unidos con los Reyes.

Si el calendario atlántico trazado por el Gobierno se cumple y, las ratificaciones parlamentarias de los aliados se desarrollan con rapidez y sin problemas. el Ejecutivo español podría estar presente en el Consejo atlántico de primavera. Esta reunión ha de celebrarse por las mismas fechas en que finaliza la prórroga acordada para el tratado bilateral hispano-norteamericano, que deberá quedar renegociado para entonces. Pasa a página 11

Protocolo de adhesión

España podría asistir al Consejo Atlántico de primavera como país número dieciséis de la Alianza

Aquí podrá establecerse una tercera ronda de consultas aliadas para culminar el proceso de articulación hispana al sistema defensivo integrado de la Alianza. En éstas pueden surgir problemas, como la defensa de Ceuta y Melilla, y discusiones con otros países, como Portugal, que no quieren interferencias en sus zonas militares, o con el Reino Unido, tanto en el Norte como en la zona de Gibraltar. Como se sabe, el Gobierno español desea tener el mando absoluto del territorio hispano y de sus aguas, es decir, excluyendo Portugal y a ser posible. incluyendo Gibraltar.Para conseguir esto último, las conversaciones Madrid-Londres deberán avanzar sensiblemente en las próximas semanas. A pesar de la prudencia informativa que rodeó, en este tema., el encuentro Pérez-Llorca-lord Carrington, en Nueva York, fuentes bien informadas aseguran que los contactos técnicos han progresado en busca del inicio de las «negociaciones oficiales» sobre Gibraltar.

Madrid no considera ahora, óptimo el acuerdo de Lisboa que Carrington firmó con Oreja en abril del pasado año, y, quiere garantías británicas sobre el desarrollo efectivo de la negociación. Londres exige, como sieempre, el fin de las restricciones impuestas a la Roca. Restricciones que podrían reducirse ante la próxima Navidad o incluso antes, aunque todo ello depende de las conversaciones bilaterales y de ciertas consultas con gibraltareños.

Otro punto de apoyo de la operación OTAN del Gobierno de Madrid está anclado en las negociaciones hispano-comunitarias. Se espera que en la europea de Londres los Jefes de Estado y de Gobierno de la CEE aprueben claramente el desbloqueo negociador en términos políticos inequívocos. Para ello. el Gobierno ha iniciado una ofensiva diplomática en torno a las diez naciones comunitarias, en busca de una respuesta positiva que luego sería interpretada como un gesto europeo que coincide con el paso atlántico de Madrid.

Para reforzar esta operación. el Gobierno decidió llevar Parlamento, por el procedimiento de urgencia, la aplicación en España del impuesto sobre el valor añadido (IVA), haciendo así Madrid una importante concesión a Francia, que exige la aplicación en España del IVA desde el momento mismo de la adhesión (presumiblemente desde el 1 de enero de 1984), en contra de los deseos hispanos, forzados por la posición de la CEOE en favor de un largo período de transición antes de imponer el IVA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de septiembre de 1981

Más información