Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

José Ignacio González Guerrero,

ex delegado provincial de Educación y Ciencia en la provincia de Vizcaya, estuvo a punto de desmayarse ayer cuando tomaba posesión de su cargo como subdirector general del Instituto Nacional de Enseñanzas Integradas (INEI). El nuevo responsable de los centros del INEI (antiguas universidades laborales) se derrumbó en un asiento, víctima de una lipotimia, en el momento en que pronunciaba las protocolarias palabras de rigor ante los funcionarios de dicho organismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1981