Tres detenidos en relación con la distribución de billetes falsos de mil pesetas

Tres personas han sido detenidas en relación con una distribución de billetes falsos de mil pesetas que se venía realizando, desde hace tiempo, sobre todo en pequeños comercios de la capital. A los detenidos se les ocupó únicamente veintiocho billetes, aunque se sabe, por sus declaraciones, que el total de la moneda falsa que compraron a un desconocido alcanzaba un valor real de un millón de pesetas.La policía no ha facilitado ningún detalle en torno al número de billetes falsos que se estima circulan en Madrid, ni si este caso tiene relación con otros de falsificación de moneda. En cualquier caso, no han sido detenidas ni localizadas las personas que fabricaron los billetes.

Los presuntos estafadores, según informó el gabinete de Prensa de la Jefatura Superior de Policía, son Angel Iglesias Bisorta, natural de Valladolid, de 36 años de edad; Nllaría del Carmen Pérez García, salmantina de veintiocho años v casada con el anterior, y, Jose Adrián Pérez García, hermano de María del Carmen, nacido también en Salamanca y de dieciocho años de edad.

Según informaron los dos primeros, que se dedican a la venta ambulante de fruta con una furgoneta, compraron el dinero falsificado a un hombre al que hasta entorices no habían visto nunca y que aparentaba tener unos cuarenta años, de complexión normal, 1,70 metros de estatura, tez,morena y cabello corto y negro con una incipiente calva. La venta se produjo en el Rastro cuando el desconocido abordó a la pareja y le ofreció por 30.000 pesetas un fajo de billetes cuyo valor, de ser de curso legal, se acercaría al millón.

El procedimiento utilizado por los dos acusados fue, según las citadas fuentes policiales, hacer pequeñas compras en establecimientos tales como panaderías, expendedurías de tabaco, tiendas de ultramarinos o tiendas de ropa infantil. El importe de los productos comprados (un paquete de cigarrillos, una barra de pan, una botella de cerveza) no llegaba a las cuarenta pesetas, que eran pagadas con un billete falso.

Ante el negocio realizado, José Adrián Pérez decidió, al parecer, intervenir para ayudar al matrimonio", según la declaración hecha por el mismo detenido. Los otros dos acusados manifestaron, por separado, que utilizaron este sistema porque tienen cinco hijos, están a la espera de otro y sufren apuros económicos, ya que tienen deudas con sus proveedores.

En poder de los detenidos, además de veintiocho billetes falsos, fueron encontradas 78.900 pesetas, éstas de curso legal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS