Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri Batasuna pide la convocatoria de elecciones parciales al Senado en Vizcaya

La coalición abertzale Herri Batasuna (HB) emplazó ayer públicamente a las instituciones del Estado, y en particular al Gobierno, a convocar de inmediato elecciones parciales al Senado por Vizcaya para cubrir la baja dejada en la Cámara alta por el fallecimiento, el pasado 10 de febrero, del senador del PNV Julio Jáuregui.Los dirigentes de Herri Batasuna, en conferencia de Prensa celebrada en Bilbao, justificaron su exigencia en el artículo 29 de la ley electoral de 1977, cuyo texto establece que el Consejo de Ministros deberá convocar elecciones parciales al Senado en caso de producirse «vacantes en el Senado durante los dos primeros años de legislatura». Dicha convocatoria deberá realizarse «dentro de los seis meses siguientes a la producción de la vacante ».

Dado que el fallecimiento de Jáuregui se produjo en febrero de 1981, es decir, dentro del plazo de los dos primeros años desde las elecciones de 1 de marzo de 1979, el plazo legal para la convocatoria expiraría mañana, lunes, día en que se cumplen seis meses desde la muerte del senador nacionalista.

Hacer campaña electoral

El diputado abertzale Pedro Solabarría, que estuvo acompañado por varios miembros de la mesa nacional de Herri Batasuna, adelantó como posible hipótesis del «elocuente silencio» mantenido al respecto, tanto por el Gobierno como por los partidos políticos, «el temor de uno y otros a una campaña y una confrontación electoral que en estos momentos significaría, sin duda, una ocasión para la denuncia del golpismo y del fracaso del proceso autonómico, y que revelaría probablemente el cambio en la relación de fuerzas en favor de la opción que representa HB».

Los dirigentes de la coalición abertzale adelantaron también su negativa a cualquier hipotética propuesta que pudiera hacerse para sustituir las elecciones por alguna otra fórmula, incluso si ésta fuera ventajosa para Herri Batasuna (por ejemplo, nombrar al candidato que obtuvo más votos el 1 de marzo de 1979 de entre los que no resultaron elegidos entonces). «No es el cargo lo que queremos, sino precisamente la campaña y las elecciones», dijo al respecto el dirigente de HB Santiago Brouard, que sería el elegido, de aplicarse una fórmula de este tipo.

Enrique Casas, recientemente elegido senador por el PSOE en representación del Parlamento vasco -elección que por cierto está pendiente de un recurso de anticonstitucionalidad interpuesto por el Gobierno-, manifestó a EL PAIS desconocer cualquier posible pacto, a cualquier nivel, para evitar las elecciones parciales. Aunque no tenía a mano la ley electoral, opinó que, de ser cierta la versión de la misma dada por Herri Batasuna en la conferencia de Prensa, «no hay otra solución legal que la convocatoria de elecciones».

Respecto al tema, Xabier Arzallus, presidente del consejo nacional del Partido Nacionalista Vasco (PNV) declaró a nuestro corresponsal Victorino Ruiz de Azúa, que el hecho de tener un parlamentario más o menos en el grupo del Senado no. le parece importante, sobre todo cuando no se sabe cuánto va a durar la actual legislatura y se está hablando de elecciones anticipadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de agosto de 1981