Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Se inicia el último de los procesos autonómicos

La Diputación aprueba por unanimidad acceder a la autonomía de Madrid por la vía del 143

La provincia de Madrid dio ayer el primer paso hacia su conversión como comunidad autónoma, por la vía del artículo 143 de la Constitución', una vez que la Diputación Provincial aprobó en el curso de un pleno extraordinario celebrado en el castillo de Manzanares el Real, tal iniciativa, que contó con los votos favorables de UCD, PSOE y PCE, los tres partidos con representación en la misma. Madrid era la única provincia que permanecía descolgada en el proceso general de formación del Estado de las autonomías.

La votación final fue de 48 votos favorables, dos ausencias y una abstención, la del diputado Javier Menor, independiente, aunque se presentó a las elecciones municipales en la lista de UCD. Menor, desde hace varios meses, no observa la disciplina del grupo.El presidente de la Diputación la Administración central. Rodríguez Colorado hizo hincapié no con una alocución en la que destacó que el de Madrid es el último proceso autonómico que se abre y la necesidad de que éste revista caracteres de ejemplaridad y coherencia, precisamente porque los anteriores «han producido un notable grado de confusión en la opinión pública, suscitando falsos entusiasmos, provocando alarmas y conduciendo a posiciones complejas de definición de las propias comunidades autónomas, de sus órganos y competencias».

Después de esta crítica a la forma en que se ha desarrollado hasta ahora la formación del Estado de la autonomías, el presidente de la Diputación resaltó la importancia de Madrid, tanto por su volumen de población, por ser la capital de la nación y encrucijada natural de las dos Castillas, como por su importante peso en la vida económica del país. Por todas estas características, Madrid necesita disponer de su propio autogobierno y de las competencias que le transferirá la Administración central. Rodríguez Colorado hizo hincapié asimismo en la importancia de potenciar la autonomía de los ayuntamientos y la eliminación de los desequilibrios de las diversas zona de la provincia.

A continuación pasó a dar lectura a la moción presentada al pleno, cuyo texto había sido elaborado conjuntamente por él y los portavoces de los tres grupos de diputados provinciales. El texto en cuestión es el siguiente:

«1. Iniciar el proceso autonómico de la provincia de Madrid en el ejercicio del derecho a la autonomía, reconocido en el artículo 2 de la Constitución y regulado en el artículo 143 de la misma, para acceder a su autogobierno y constituirse en comunidad autónoma en el ámbito de los actuales límites territoriales de la provincia de Madrid.

2. Invitar a todos los municipios de la provincia a ejercitar el derecho a la autonomía que les confiere la Constitución a través del procedimiento establecido en el artículo 143.

3. Solicitar de las Cortes Generales la tramitación urgente de una ley orgánica que autorice a la provincia de Madrid a constituirse en comunidad autónoma».

Leído el texto de la moción, el primer diputado en tomar la palabra fue Javier Menor, quien finalmente se abstendría en el momento de la votación. El diputado independiente, aunque oficialmente figure en el grupo de UCD, criticó la falta de información al ciudadano medio madrileño y solicitó que se abriera primero un amplio debate sobre el tema, antes de aprobar o desestimar la iniciativa.

Hablaron después los portavoces de los grupos de diputados provinciales del PCE, PSOE y UCD, Luis Larroque, José Borrell y Emiliano Rodríguez, respectivamente. Los tres coincidieron en la exposición de una serie de ideas básicas, como son la falsedad de la ecuación «Madrid igual a centralismo» la necesidad de que Madrid se incorpore al proceso de creación del Estado de las autonomías y lo que eso supone: la descentralización administrativa, política y económica del Estado, lo que, a su vez, propiciará una mayor participación ciudadana, un más efectivo control del pueblo sobre sus dirigentes y la idea de que las comunidades autónomas no significan la desmembración de España, sino, al contrario, su potenciación bajo el principio de solidaridad interregional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 1981

Más información

  • En un solemne pleno celebrado ayer en el castillo de Manzanares el Real