Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teniente general Pedro Fontenla toma posesión de la Capitanía General de Granada

El teniente general Pedro Fontenla tomó ayer posesión de su cargo como capitán general de la IX Región, con sede en Granada, en un acto celebrado a las once de la mañana en dicha Capitanía. En el acto rindieron los honores de ordenanza una compañía del Regimiento de Infantería Córdoba número 10 y una batería del Regimiento de Artillería de Campaña número 16. A continuación, en el salón del trono de la Capitanía se leyó el real decreto de nombramiento, y el general gobernador de Granada, Parrizas Ropero, pronunció unas palabras en las que, además de dar la bienvenida al nuevo capitán general, resaltó las virtudes de las distintas unidades de la región.Seguidamente, el teniente general Pedro Fontenla pronunció un discurso, en el que, entre otras cosas, dijo que en estos momentos se hacía más preciso que nunca el hermanamiento sólido y sincero que debe existir entre el pueblo y el Ejército.

"Necesitamos el cariño, el respeto y la adhesión de la sociedad"

El nuevo capitán general de la IX Región Militar afirmó: «No somos los militares una clase o una casta aparte. Tenemos, como otras profesiones u oficios, unas características propias y una idiosincrasia especial, pero somos y deseamos formar parte del resto de la sociedad, cuyos problemas compartimos y nos afectan».«Deseamos», dijo, «porque lo necesitamos, el cariño, el respeto y la adhesión del resto de la sociedad. Somos de humana condición, por lo que pedimos a todos que sean comprensivos para nuestros fallos y nos ayuden a superar los problemas y dificultades que en el cumplimiento de nuestra misión a veces se presentan».

Más adelante señaló: «En estos momentos lo que de verdad importa es que todos, absolutamente todos, Ejército y pueblo, y pueblo y Ejército, colaboremos al fortalecimiento de la unidad de España, a la paz y la concordia entre todos los españoles y a la consecución de una España con plenitud de paz, de justicia, de libertad y de progreso».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de abril de 1981