Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siderúrgica de Galicia, SA suspende pagos

El expediente de solicitud de suspensión de pagos de Sodigasa (Siderúrgica de Galicia, SA), la empresa siderúrgica más moderna de España, ha sido aceptado el pasado viernes por eljuzgado comarcal de Betanzos (La Coruña). Las pesadas cargas financieras y el derrumbamiento mundial de precios siderúrgicos, iniciado en abril del año pasado, aparecen como causas fundamentales de la crisis de esta empresa.Sidegasa cerró el pasado ejercicio de 1980 -que fue el primero completo desde que terminara la construcción de la factoría, en 1979- con unas pérdidas de 1.800 millones de pesetas, de las que más de la mitad son atribuidas, en medios siderúrgicos consultados por este periódico, a las cargas financieras por tratarse de una fábrica nueva con grandes inversiones, realizadas muy recientemente. Las ventas de 1980 sumaron unos 8.000 millones de pesetas, de los cuales el 80% procede de la exportación, realizada muchas veces, a precios inferiores al coste. Su producción fue de medio millón de toneladas de acero equivalente, y sus productos principales terminados son redondos en barras o en rollos de alambrón.

La factoría está situada en Betanzos, cerca de La Coruña, y tiene unos seiscientos trabajadores.

Entre sus más destacados accionistas figuran los bancos Exterior, Bilbao, Vizcaya, Central, Pastor y la Caja de Ahorros de Galicia, con un total próximo al 50%. El resto está en manos de numerosas empresas y particulares. Sodiga (Sociedad para el Desarrollo de Galicia), cuyo primer presidente fue Leopoldo Calvo Sotelo, posee el 6%, aproximadamente, del capital de Sidegasa.

Reciente creación

La constitución fue escriturada en 1974, acogiéndose al concurso convocado por la Administración para completar el III Plan de Desarrollo en el sector siderúrgico, al amparo del Decreto 669 de abril de 1974. Este decreto preveía concursos para la construcción de dos fábricas siderúrgicas, una en Galicla y otra en el Campo de Gibraltar.Esta segunda opción nunca llegó a realizarse y sólo se inició la construcción de Siderúrgica de Galicia, acogida a los beneficios públicos del plan de López Rodó, en 1976. Las obras y las instalaciones de laminación se terminaron en 1979.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de marzo de 1981