Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco tentativas de golpe de Estado fascista fueron abortadas en Italia entre 1970 y 1974

Los servicios secretos italianos abortaron nada menos que cinco tentativas de golpe de Estado de signo fascista entre 1970 y 1974. Lo acaba de declarar el general Gianadelio Maletti, ex jefe del departamento D de los servicios secretos. Este generalhabía sido citado en el juicio de Catanzaro sobre el atentado de la plaza Fontana, de Milán, y después absuelto junto con los otros personajes políticos. Pero ahora, el ministro de Defensa, Lagorio, ha pedido su degradación, acusándole de estar mezclado en el escándalo del petróleo.

Según el general Maletti, de los cinco golpes conocidos a tiempo por los servicios secretos, el más peligroso fue el del 10 de agosto de 1974, organizado por carabinieri y policías después del atentado fallido a un tren junto a la estación de Bolonia.

Aquel día tenía que haber sido secuestrado el presidente de la República, Giovanni Leone, y obligado a leer un mensaje golpista a la nación. Fracasado aquel golpe, volvieron a preparar otro en septiembre, que preveía, entre otras cosas, el envenamiento de miles de personas en Roma mediante la contaminación de los acueductos, como una de las medidas para crear el pánico y la confusión.

Precisamente aquel verano, como se ha sabido ahora, muchos líderes políticos y sindicales durmieron varios días fuera de sus casas. Se, habló entonces de golpemanía, pero hoy el general Maletti, que, como afirmaban ayer los observadores políticos, «de estas cosas debe saber bastante, por el puesto que ocupaba entonces», lo confirmó abiertamente. Según el general, en realidad la primera tentativa de golpe fue en 197 1, con Valerio Borghese, cuyos hombres fueron los mismos que volvieron a intentarlo en 1974.

Dudas sobre los servicios secretos

Las declaraciones de Maletti han provocado toda una serie de declaraciones de dirigentes políticos. El diputado socialista Falco Accame, que es además un alto oficial de la Marina, se preguntó ayer cómo se puede explicar que «los puestos clave de los servicios secretos, a pesar de la reestructuración llevada a cabo, estén aún ocupados desde hace veinte años por las mismas personas, oficiales intocables», añade el diputado socialista, « que además han colocado a más de cuarenta familiares en puestos importantes de los servicios secretos». Accame ha pedido que se publique inmediatamente el resultado de la investigación del general Tito Corsini sobre las responsabilidades en el escándalo del petróleo, del que ha sido acusado también el general Maletti. Esta investigación, dijo el diputado socialista, «sobre la que ha caído repentinamente un silencio misterioso».Po r su parte, el diputado, también socialista, Silvano Signori, ha denunciado, después de las declaraciones de Maletti, toda una cadena de muertes misteriosas de carabinieri en estos últimos años, como la del coronel Russo, el general Ciglieri el coronel Rocca, el general Azza, responsable del importante departamento REI, de los servicios secretos, y, últimamente, del general Mino, muerto hace poco en un accidente de helicóptero, y que ahora el general Maletti dice que era muy amigo del periodista Mimmo Pecorelli, asesinado misteriosamente en Roma cuando empezaba a publicar un seria¡ sobre el escándalo del petróleo en la agencia OP, que él dirigía, al parecer financiada por políticos y militares a los que el periodista chantajeaba.

Por su parte, el diputado radical Bruno Vecellio declaró ayer en el Parlamento que «organizaciones fascistas, golpistas, terroristas, que han atentado contra el Estado y la República han gozado durante demasiado tiempo, y quizá siguen aún gozando, de amplias complicidades y connivencias con personajes innombrables que ocupan puestos vitales y delicados en el ámbito de las instituciones».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981

Más información

  • Revelaciones del ex jefe de los servicios secretos, general Gianadelio Maletti